30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Beaumont y Herrera se ceban con Isa Serra, la guerrillera de Snoopy condenada

Isabel Serra, represaliada imaginaria

Isabel Serra, represaliada imaginaria

La manipulación de una sentencia contundente contra una diputada que vejó a tres mujeres policías desata la pluma y el verbo de los primeros comunicadores.

 

 

Isabel Serra, diputada de Podemos y hermana de la errejonista Clara, es el personaje del día, lo cual tiene mérito en una España en la que nada que no comience por corona y termine por virus se abre hueco en la crónica informativa.

Condenada por delitos de atentado contra la autoridad, ha intentado presentarse como una represaliada del sistema judicial y de una conspiración policial: como si nadie tuviera nada mejor que hacer que perseguir a una dirigente político relieve y mucha sobreactuación, sancionada penalmente por hacer el bárbaro y no por manifestarse contra un desahucio: el resto de los que hicieron eso, y solo eso, no tuvieron problema.

 

La cobertura que le ha dado la mitad del Gobierno, con Pablo Iglesias e Irene Montero al frente de esa manada capaz defender a la agresora, por ser compañera, y no a las tres mujeres polícías agredidas, ha desatado un auténtico huracán entre algunas de las voces más autorizadas del periodismo patrio, indignadas por la manipulación de la sentencia y preocupadas por la injerencia del Ejecutivo en el Poder Judicial:

 

 

Así ha reaccionado Antonio Martín Beaumont, director de ESdiario, poniendo el acento en otro de los apoyos más notorios de la condenada, el del portavoz parlamentario de Podemos, Pablo Echenique, que a su condición de parlamentario y de centífico le suma, al parecer, la de insigne jurista: hay que tener valor para afirmar que en España se condena a nadie "sin pruebas", pero él lo ha tenido. O quizá la palabra correcta sea otra, de índole más facial.

Más críticas

Junto a Beaumont, uno de los comunicadores más incisivos ha sido Carlos Herrera, en Cope, autor de un monólogo demoledor sobre Serra, tildada de "partisana de Snoopy", recordando que hasta empezar a cobrar como cargo público, había trabajado menos que "el sastre de tarzán".

Y un epílogo igual de contundente, recordando la larga lista de delincuentes apoyados por Podemos: "Alfon, el de las bombas caseras en la mochila, era un héroe. Bódalo, el que agredía a una embarazada por no cerrar una heladería, un mártir. Y Rodrigo Lanza, el que dejó parapléjico a un guardia urbano de Barcelona y mató a Víctor Laínez en Zaragoza, un incomprendido".

Mientras, la susodicha lo explicaba a su manera, convirtiendo sus excesos en una falacia judicial con todo tipo de excusas de mal pagador. El vídeo de sí mismas no tiene desperdicio:

 

 

Nada mejor, para complementar los soberbios zascas de Beaumont y Herrera, entre otros ilustres, que refrescar lo que dice la sentencia sobre los hechos perpetrados por Serra, bien distinto de lo que Iglesias, Montero y la aludida cuentan en formato de milonga. Ojo al demoledor hilo:

 

 

No hay más preguntas, señoría.

Comenta esta noticia