12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La promesa secreta que Sánchez hizo a Urkullu y que deja vendido al PSOE vasco

Sánchez y el presidente del PNV en la firma de su acuerdo de investidura.

Sánchez y el presidente del PNV en la firma de su acuerdo de investidura.

El inquilino de La Moncloa va a regalar al PNV la gran baza electoral para las vascas del año próximo. Ha prometido cerrar el Estatuto de Guernica y borrar al Estado del País Vasco.

En términos bélicos se llama fuego amigo. Pues eso es lo que han recibido los socialistas vascos desde La Moncloa. Y es que el proximo año -si antes no media un adelanto electoral- habrá elecciones vasca y a ellas puede llegar el candidato del PNV, Íñigo Urkullu, con su gran objetivo electoral cumplido. Para meter en aún mayores problemas a su rival socialista, Idoia Mendía.

Pedro Sánchez trasladó al lendakari, Iñigo Urkullu, en su conversación tras la investidura, que completar el Estatuto vasco "es un objetivo prioritario para este año 2020".

Dicho y hecho. Urkullu ha pedido este martes a todos sus consejeros que "abran un canal de comunicación" con los nuevos ministros con el fin de abordar "sin dilación temas sectoriales" y poder marcar prioridades de cara a una reunión con Sánchez, según ha informado este martes el portavoz del Ejecutivo Vasco, Josu Erkoreka.

Erkoreka ha asegurado, además, que esta misma semana se pondrá en contacto con la nueva ministra de Política Territorial, Carolina Darias, para solicitarle un encuentro y trabajar para "culminar" el Estatuto de Gernika con el traspaso de las materias pendientes".

Urkullu y Sánchez ya han mantenido una conversación telefónica, en la que el leendakari felicitó al presidente por su investidura y compartieron que completar el texto estatutario era una "prioridad" para este año.

En declaraciones realizadas tras la reunión del Consejo de Gobierno en Vitoria, Josu Erkoreka ha recordado que este martes se ha celebrado el primer encuentro del Consejo de Ministros de la nueva legislatura del Estado.

De esta forma, se ha congratulado por que haya concluido "un ciclo de interinidad, inestabilidad e incertidumbre que ha durado diez meses, casi un año de bloqueo y inacción institucional que, por fin hoy, puede comenzar a superarse". "Es hora de abordar los compromisos pendientes, sin más demora", ha emplazado.

Además, ha explicado que Urkullu ha encargado a los consejeros que abran "un canal de comunicación con las personas que ocupan los nuevos ministerios". "Queremos abordar sin dilación todos los temas sectoriales pendientes y definir las prioridades de cara a la primera reunión con el nuevo presidente", ha manifestado.

Erkoreka ha destacado que "una de las cuestiones prioritarias es avanzar en el calendario y el plan de trabajo relativo a las transferencias pendientes" aprobado con el Gabinete de Sánchez hace casi un año.

 

Comenta esta noticia