17 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox abre sus listas a independientes no afiliados para captar "talento"

La formación ha modificado sus Estatutos porque hasta ahora solo podían ser candidatos los militantes. Necesitan 40.000 nombres para las candidaturas que quieren presentar y no llegaban.

Vox ha decidido abrir las puertas de sus candidaturas a independientes para poder presentar más listas electorales. Es decir, que estar afiliado al partido ya no será condición sine qua non, como lo era hasta ahora.

En los nuevos Estatutos que fueron aprobados el sábado en la Asamblea General de Vox -con el 93% de los apoyos- figura un cambio sustancial respecto a los anteriores para hacerlo posible. 

En el artículo 24.3 se especifica que podrán ir en sus candidaturas "todos aquellos afiliados
que estén legitimados para ser candidatos a cargo público electo por la legislación vigente e interna del partido, en cada proceso electoral, y ello sin perjuicio de que el CEN (el Comité Ejecutivo Nacional), en determinadas situaciones, apruebe la concurrencia de candidatos independientes".

Esta última frase es lo suficientemente ambigua como para que la cúpula de Vox pueda, discrecionalmente, meter a personas ajenas a la formación en las listas. 

El artículo 24 de los nuevos Estatutos de Vox.

 

Vox se ha visto obligado a actualizar sus Estatutos en este sentido porque, si no, los números no les salían a los de Santiago Abascal

Entre las elecciones generales, europeas, autonómicas y municipales han calculado que necesitarán 40.000 nombres para todas las listas, pero el número de afiliados es inferior. Concretamente, 35.000, y eso que han crecido de forma exponencial: han multiplicado por diez su militancia en un año.

El partido verde tiene intención de presentarse en todas las comunidades y, aproximadamente, en la tercera parte de los más de 8.000 ayuntamientos españoles. A una media de 15 concejales por candidatura, eso es mucha gente.

Desde Vox aclaran a ESdiario que ésta no es una fórmula pensaba para meter a rebotados de otras formaciones con más facilidad, sino para allanar el camino a quienes se sienten identificados con las ideas de Vox y estarían dispuestos a entrar de forma simbólica en una candidatura pero no quieren afiliarse. 

El ejemplo de las elecciones andaluzas está cercano. En las listas de las ocho provincias había 14 catedráticos, de los cuales salieron elegidos tres. Su candidato, Francisco Serrano, asegura que si no hubiera hecho falta ser militante para ir en esas candidaturas se les habrían sumado más catedráticos. Se trata, dicen, de no desperdiciar talento. 

Comenta esta noticia
Update CMP