Los "viernes sociales" llegan al Ayuntamiento de Elche

Nunca es tarde si la dicha es buena. Eso es lo que debe haber pensado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Elche que no ha tenido empacho alguno en convocar un pleno extraordinario a escasos días de las elecciones municipales para dar luz verde a una subida salarial para un centenar de funcionarios del Consistorio, que en virtud de la medida van a pasar del grupo C al grupo B.

Entre los beneficiarios se encuentra una treintena de oficiales de la Policía Local, en virtud de una ley autonómica que entró en vigor en enero de 2018 pero que no se ha hecho efectiva hasta este mismo momento.

La medida del tripartito se ha visto salpicada de duras críticas por parte de todos los grupos de la oposición, que se han mostrado partidarios de la subida pero que han lamentado que el equipo de gobierno haya llevado a un pleno extraordinario este asunto diez días antes de las elecciones municipales.

Excusas para argumentar la decisión en tiempo y forma no han faltado y el edil de Recursos Humanos, José Pérez, ha manifestado que la modificación de la plantilla ya estaba incluida en el proyecto de presupuestos de 2019, que no salió adelante por el rechazo de los grupos de la oposición. En este sentido,  ha asegurado que "se trae ahora, porque ha llevado su tiempo contar con todos los informes necesarios y con la modificación presupuestaria necesaria para poder aprobarlo". Es evidente que las casualidades existen.

El que no se ha mordido la lengua  ha sido el portavoz del PP, Pablo Ruz, que ha asegurado que "no es de recibo traer este asunto al pleno a diez días de las elecciones y más teniendo en cuenta que hace dos semanas nosotros anunciamos que lo primero que haríamos cuando lleguemos a la Alcaldía es aprobar la mejora de la plazas de la Policía Local".

La edil de Ciudadanos, Eva Crisol, rtampoco se ha quedado atrás y también ha reprochado al tripartito que presentase este asunto en plena campaña electoral, cuando, ha asegurado, "se podría haber traído a cualquier otro pleno desde enero". 

Por su parte, David Caballero se ha alineado con las críticas de PP y Ciudadanos y ha dicho que "lo primero que haré si llego al Gobierno municipal tras las elecciones es proponer una modificación de créditos para pagar los atrasos de 2018 a la Policía Local".

PP, Ciudadanos y los ediles no adscritos David Caballero y Juan Antonio Sempere han optado por abstenerse en la votación para permitir que  la modificación de la plantilla saliese adelante. El único partido de la oposición que ha sumado su voto positivo a los el PSOE, Compromís y Partido de Elche, ha sido el de Ilicitanos por Elche

El resto del pleno ha sido un toma y daca de reproches y acusaciones. Compromís y Partido de Elche han sido muy duros con los grupos que se han abstenido. La portavoz de Compromís, Mireia Mollà, ha recordado a Ruz que "el PP trató de bloquear la mejora de la Policía Local cuando se presentó la ley". Por su parte, el edil del Partido de Elche, Jesús Pareja, ha intervenido para decir  que "hasta el último día tenemos que trabajar y más vale hacer las cosas tarde que nunca". 

 

Comenta esta noticia
Update CMP