09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Feijóo alarga el misterio y no confirma que será el candidato del PP en Galicia

El presidente de la Xunta no se postula todavía oficialmente, en medio del debate sobre la confluencia de candidaturas entre PP y Ciudadanos en Galicia, Cataluña y Euskadi.

El presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, parece seguir deshojando la margarita sobre su repetición de candidatura para las próximas elecciones gallegas. Parece jugar a la ambigüedad -tal vez calculada- en medio del debate sobre la propuesta de la aspirante a liderar Ciudadanos, Inés Arrimadas, de conformar candidaturas conjuntas con el Partido Popular en aquellas comunidades amenazadas por el nacionalismo: Cataluña, Euskadi y Galicia.

Feijóo, que no cree que sea necesario una confluencia con los naranjas para que la izquierda y los soberanistas arrebaten el Gobierno de la Xunta al centro derecha, ha lanzado varios mensajes en clave interna a los suyos. Aunque sin aclarar, al menos de manera oficial, si él encabezará la candidatura del PP.

En una entrega de carnés a nuevos afiliados del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo se ha mostrado "convencido" de que será lo que los populares quieren que haga. "Nos seguiremos viendo y habrá más oportunidades para seguir insistiendo en el compromiso con Galicia"

"No hay necesidad de urgencias ni de nerviosismos. Agradezco mucho la paciencia que tenéis conmigo, me siento muy libre de hacer lo que quiera hacer y estoy convencido de que, haga lo que haga, será lo que queréis que haga", ha proclamado.

 

Y lo que el partido desea que haga lo habían dejado claro previamente los presidentes provinciales. Lo hicieron expresamente Diego Calvo (A Coruña), Elena Candia (Lugo) y Alfonso Rueda (Pontevedra) durante sus intervenciones y también el ourensano Manuel Baltar, al final del acto, preguntado por los medios de comunicación: ser el candidato.

En el partido no se contempla otra alternativa y en el acto de este sábado ha quedado claro. Por su parte, Feijóo, amigo de medir sus tiempos y con la fecha electoral pendiente -podría ser determinante un adelanto en Euskadi-, ha rechazado "urgencias", pero ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha reivindicado que no hay "honor más grande" que servir a Galicia y al partido que representa a la "mayoría" de los ciudadanos.

"Juntos vamos a estar a la altura de esa gran mayoría de gallegos que ven en nosotros la política que consiste en servir", ha dicho Feijóo, quien ha llamado a los suyos a "seguir abriendo las puertas" de la formación a aquellos que quieran "moderación, unidad y entendimiento", así como "querer a Galicia y a España".

Génova le quiere... allí

Lo que subyace detrás son varias cosas, según confirman a ESdiario fuentes populares: de un lado, la resistencia de Feijóo a crear un Galicia Suma con Cs y VOX, dos partidos sin presencia en su Comunidad. Y de otro, el deseo de todo el partido, con Pablo Casado al frente, de que el gallego repita como cartel electoral.

Algo que hace menos de dos años, cuando sonaba como sustituto de Rajoy, hubiera resultado imposible y que ahora es seguro; si no es candidato, su papel dentro de la política española quizá desparecería y difícilmente ostentaría cargo público alguno, al menos en el futuro inmediato.

Comenta esta noticia
Update CMP