27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¿Tacones sin sufrir? : Es posible si sigues estos consejos

Te desvelamos los trucos de las famosas para aguantar los tacones durante horas

Si eres de las que adora los zapatos de tacón pero se calza con zapato plano porque no soporta el dolor de pies, seguro que este artículo te va a resultar interesante porque vamos a desvelarte algunos trucos que utilizan las celebrities para evitar esa horrible molestia. Toma nota.

-Hidrata y exfolia los pies

Antes de calzarte prepara tus pies con una crema exfoliante y un baño relajante para tenerlos muy hidratados. No te olvides de secarlos muy bien antes de ponerte los zapatos para evitar ampollas. Cuanto más hidratados estén, menos daño te harán los tacones.

-Venda el tercer y cuarto dedo

Aunque te parezca raro, el truco de nuestras abuelas que consiste en unir con un esparadrapo el dedo corazón con el anular es muy eficaz, su objetivo radica en engañar al nervio que nos provoca el dolor.

-Selecciona bien tu talla

Parece una obviedad, pero para que tu calzado no te haga daño es fundamental que selecciones bien la talla, si es grande o pequeño se convertirá en una tortura para tus pies.

-Hidrata los zapatos

Siempre que se trate de un calzado de piel, aplica por el interior crema hidratante: resultará muy útil para ablandarlo y que no te haga rozaduras.

-Usa cinta de doble cara

Úsala para unir el pie al zapato y evitar que se mueva, de esa forma evitarás el efecto chancla y estarás mucho más cómoda.

-Congela los zapatos

Si te quedan muy apretados, mete tus zapatos en una bolsa de plástico y déjalos unas horas en el congelador, al sacarlos los encontrarás más amplios y cómodos.

-Utiliza el secador de pelo

Si el problema reside en que el cuero es muy duro, ponte unos calcetines gordos, cálzate los zapatos y con ellos puestos, aplícales aire caliente en toda la superficie con el secador de pelo. No te los quites hasta que no se hayan enfriado del todo y verás cómo la piel se ha quedado mucho más blanda y cómoda. 

- Ralla las suelas

Unas suelas que resbalan hacen que inconscientemente hagamos fuerza con la punta de los dedos, que son los que en un zapato de tacón están soportando gran parte de nuestro peso. Esa presión de la punta implica que los nudillos sobresalgan y rocen con la parte superior del zapato ocasionando rozaduras y callos. Acuérdate siempre de rallar las suelas con un cutter y di adiós a los resbalones.

- Plantillas 

Utiliza medias plantillas de gel en la parte delantera de los zapatos para que la bola del pie, que es la parte de la planta justo detrás de los dedos y la que más duele cuando llevamos un buen rato con los tacones puestos. Eso sí: no te olvides de llevártelas cuando vayas a comprar los zapatos porque pueden hacerte variar la talla. 

-Camina

Si estás parada durante mucho tiempo, los pies te dolerán más. Aunque te parezca extraño, los pies te dolerán menos si paseas que si estas quieta.

Comenta esta noticia
Update CMP