01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP exige que Sánchez abandone el radicalismo o le dará un portazo

Los populares seguirán negociando para que las propuestas que salgan de la Comisión de Reconstrucción del Congreso tengan un apoyo mayoritario, mientras que Cs ya ha dado su "sí" a Sánchez.

El PP no va a tragar con todas las medidas que proponga el Gobierno de cara a la reconstrucción tras la pandemia. No está dispuesto a apoyar subidas de impuestos como ha "sugerido" ya el propio Pedro Sánchez, ni dará el visto bueno a los "postulados radicales de Pablo Iglesias en materia económica", ni por supuesto se sumará a excluir a la educación concertada de las ayudas por coronavirus, aunque eso sí, está dispuesto a llegar a acuerdos, ya que "hay margen" hasta el viernes, cuando se aprobará el dictamen definitivo de la Comisión de Reconstrucción sobre el coronavirus del Congreso.

Y es que, tal y como ha señalado el líder del PP, Pablo Casado, " el sectarismo ideológico" del PSOE en el ámbito educativo no puede tener cabida en las propuestas de reconstrucción ni en el periodo postCOVID, después de que dejara fuera de las ayudas a la escuela concertada.

 

Además, recalcado la necesidad de un plan de choque que contemple una bajada de impuestos, la reducción de las trabas burocráticas y de los costes laborales para salir de la crisis económica y exige una extensión de los ERTE hasta final de año para evitar que la economía se desmorone y las listas del paro se disparen.

Por ello, ha pedido al Gobierno "menos triunfalismo" y le ha instado a tomar  las medidas necesarias para crear empleo, "porque solo así se recauda", alertando, además de que " en el segundo semestre se nos pueden poner los pelos de punta" con los datos económicos que se den a conocer.

Hay margen para el acuerdo

Aún así, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha señalado que "el PP es un partido serio, responsable, con sentido de Estado. Nuestra lealtad es a los españoles y esto conlleva consigo tender la mano para llegar a pactos de Estado" , por lo que seguirán trabajando para lograr acuerdos.

De hecho, ha recalcado el esfuerzo negociador que está llevando a cabo la vicepresidenta del Congreso, Ana Pastor, que es la encargada de sentarse a la mesa con el PSOE para llegar a estos acuerdos. "Estuvieron negociando por la noche y vamos a seguir negociando a lo largo del día de hoy y hasta el próximo viernes. Nuestra mano tendida está ahí".

Por ello, ha insistido en que aún disponen de "48 horas más" para llegar a acuerdos con las enmiendas transaccionales y "enriquecer" los documentos del PSOE y Unidas Podemos en esa comisión, antes de aprobar las conclusiones de la comisión.

Y es que, los populares siguen abiertos a estudiar cualquier propuesta que llegue de la comisión, señalando que ha sido el mismo Pedro Sánchez el que ha decidido acercar posturas, pasando del "no, no, no" y de "mirar hacia otro lado" ante las propuestas de Pablo Casado a intentar acercar posturas con la oposición.

Ciudadanos apoyará al Gobierno tras un nuevo acuerdo

Por su parte, los que ya han llegado a un acuerdo con el Gobierno son los responsables de Ciudadanos tras arrancarle a Sánchez el compromiso de aceptar más de 20 de sus enmiendas, aunque de momento no hay acuerdo es en el grupo relativo a Políticas Sociales y Sistema de Cuidados, donde Pablo Iglesias tiene mucho más peso.

Así, Ciudadanos ha confirmado que el Gobierno se ha comprometido a "mejorar la coordinación sanitaria entre las comunidades autónomas con el liderazgo del Ministerio de Sanidad a través de un centro español de salud pública", y que "desplegará las competencias del Estado en materia de salud pública y sanidad exterior".

También en el ámbito económico el Gobierno se ha comprometido a "flexibilizar" los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "para que sigan contribuyendo a la recuperación", además de "regular el teletrabajo para garantizar el equilibrio entre las partes, conseguir más derechos para los autónomos, fomentar el emprendimiento y elaborar un plan integral de reactivación del sector primario".

Aún así, el choque frontal surge de nuevo en el ámbito de las ayudas a la escuela concertada y la educación especial, excluidas por parte del Gobierno de las ayudas tras la pandemia, algo que Cs tampoco está dispuesto asumir, por lo que han anunciado que seguirán trabajando para que las "cuestiones ideológicas" se queden al margen de la reconstrucción.

Comenta esta noticia