Las paellas, atractivo turístico

A menudo hemos actuado con visión localista, y no de conjunto, en fomentar el turismo, y creo que ha sido un error que hemos de superar

El pasado sábado día 4 de mayo se celebró en mi pueblo, Cheste, la “fiesta de las paellas”, con ocasión de las Fiestas de la Patrona la Virgen de la Soledad, que organizan cada año los clavarios. El tiempo acompañaba, por supuesto: sol radiante, temperaturas excelentes, y día entero para disfrutar, garantizaron el éxito de público, local y foráneo.
Como ya sucede en otras localidades, los actos de las fiestas locales son aprovechados por determinadas empresas para hacer paquetes de día y acercar a las personas a disfrutar de la jornada festiva. Evidentemente en la mayoría de casos se trata de jóvenes que, con ocasión de estudios universitarios, de idiomas, o trabajo, están de manera temporal en nuestro territorio.
Esto sucedió especialmente el pasado sábado , en el que coincidí y pude intercambiar, con varios jóvenes: belgas, suizos, chinos, algún japonés…Todos ellos , estudiantes en universidades valencianas, buscando las formas más nuestras de diversión. Y, desde luego, la encontraron, hasta bien entrada la noche. En la que espero y deseo que llegaran a su destino tan bien como partieron por la mañana, y, sobre todo, que recuerden a un pueblo divertido, bonito, atractivo en sus calles, en sus costumbres y también en sus gentes.
Y si les digo la verdad, tengo alguna duda de que hayan retenido nuestros rincones del “Lugarico Viejo”, o la Iglesia de San Lucas, o la Centenaria Fuente de la Plaza incrustada en la fachada del Ayuntamiento. Seguramente, no lo recordarán.
Para mí, si tienen una moraleja estas acciones: y es que en materia de turismo, nos queda mucho por hacer, nos quedan muchos recursos por explotar, muchas experiencias por desarrollar, por sacar al mercado, por promocionar. Por creer, por concienciarnos, por experimentar, … porque el potencial existe, y todavía no nos hemos dado cuenta.
Quisiera que los departamentos de turismo de los pueblos se crearan siempre en coordinación con los de cultura, se fomentaran y aprovecharan las oportunidades que desde las ciudades, como Valencia, nos da su gran número de visitantes. Se coordinaran estancias, y se alargaran, se proyectaran salidas, en un desarrollo organizado y diseñado de exposiciones, lejos de competencias localistas, e impregnados de visión global.
Lo que favorece a algunos, acaba expandiéndose a los próximos, entendido como cercanía de territorio, de costumbres, de servicios, de accesos. A menudo hemos actuado con visión localista, y no de conjunto, y creo que ha sido un error que hemos de superar.
He aquí para mí, pues, uno de los retos importantes que toca desarrollar en los próximos años. Somos un territorio donde el sector servicios tiene mucho peso, hemos conseguido profesionalizarlo y darle calidad. Ahora necesitamos darle productos, y los tenemos a nuestro alcance, forman parte de nuestra vida. Por ello, apelo una vez más a la responsabilidad y el trabajo de nuestros dirigentes, que deben ser el motor generador de este desarrollo.

Comenta esta noticia
Update CMP