20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las 5 preguntas que Sánchez tendría que contestar antes de negociar

Sánchez debería responder algunas preguntas

Sánchez debería responder algunas preguntas

Tras la fumata blanca de Zarzuela, Pedro Sánchez se ha puesto en marcha para intentar formar gobierno

Y lo hace encantado de la vida porque donde otros solo ven temeridad, él ve una España respirando a pleno pulmón. En literatura eso se llama sinécdoque: tomar la parte por el todo. Sánchez respira aliviado porque de momento a salvado los trastos frente a los suyos y extiende la sensación a la colectividad ciudadana a la que se imagina tirando de espumoso para celebrar la buena nueva.

El cabeza de lista del PSOE afronta el inicio de las negociaciones con el brío de un aplicado colegial ansioso por estrenar los cuadernos en blanco y los lápices recién afilados. Es posible que lo consiga. Lo que no está tan claro es que sea probable,sobre todo si tenemos en cuenta que a Podemos le beneficiarían unas nuevas elecciones y que Ciudadanos, que en principio consideraban que una nueva consulta les perjudicaría, ahora se ven con posibilidades gracias a esa habilidad que tiene el PP para que le salga a flote la porquería que no se ha querido desincrustar.

A la espera de ver cómo se las apaña Sánchez para llegar vivo, y a poder ser investido, a su Congreso de mayo, hay unas cuantas preguntas cuyas respuestas están, como diría Dylan, flotando en el viento:

1ª- Cuando se vaya a sentar con Podemos ¿negociará solo con los 42 diputados de esta formación o también con los otros 17 que se presentaron bajo el paraguas de este partido pero que militan en formaciones que se niegan a rechazar la independencia?

2ª- ¿Qué pregunta se les va a hacer a los militantes? y, sobre todo, ¿quién la redactará, los pro-Pedro o los anti- Pedro?

3ª- ¿Obedecerá el Comité Federal lo que decidan los militantes, o serán los militantes los que obedezcan las directrices que les marque el barón o la baronesa de turno?

4ª- Si consigue finalmente los acuerdos necesarios desde el punto de vista puramente matemático y la militancia o el Comité Federal no los aprueba ¿acatará la decisión o se hará un Tsipras?

5ª - La más importante: Y si no consigue esos apoyos ¿seguirá adelante con la investidura para perderla o hará lo mismo que Rajoy pero con un mes de retraso?

Ahí las dejo por si Sánchez, en un rato tonto entre negociación y negociación, tiene la amabilidad de responderlas. Pura curiosidad sin más.

Comenta esta noticia
Update CMP