12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una pista inesperada para la investigación podría resolver el caso de Diana Quer

Diana Quer junto a una amiga. FOTO: Facebook.

Diana Quer junto a una amiga. FOTO: Facebook.

La investigación sabía desde el primer momento que no se trataba de una simple broma, demasiado celo para esconder la identidad, pero ahora sospechan que el email puede ser determinante.

Lo hemos venido contando en ESdiario, desde un primer momento los investigadores de la Guardia Civil dieron prioridad absoluta en la investigación de ese "frío" correo electrónico remitido a la ONG SOS desaparecidos. Un empeño en esclarecer la autoría del email no porque pensasen en algún momento que podría tratarse en realidad de la joven Diana Quer, sino porque los agentes habían intentado dar con la IP remitente y al encontrarse las primeras trabas para dar con esa dirección supieron de inmediato que se trataba de demasiadas molestias para ser una broma pesada, bromas de indeseables que este mismo caso ha registrado en numerosas ocasiones. Pero no es este el caso.

La investigación ha ido avanzando -servidores de difícil rastreo en Estados Unidos o Canadá y redireccionado a otros países- y los agentes están dando cada vez más relevancia a ese "contacto" porque tienen meridianamente claro que algo tiene que ver y estar relacionado con la desaparición de la joven madrileña. Según ha podido saber ESdiario, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil están dando "prioridad absoluta" a la localización del autor de ese correo electrónico. Para ello ya cuentan con la colaboración de la Interpol y también del FBI norteamericano. Y es que la cuenta de origen procede de la popular plataforma de correo electrónico de Estados Unidos, Gmail.

Así, los agentes ya han descubierto en sus pesquisas algunas cuestiones que hacen sospechar que el autor o autores del envío de esa comunicación están relacionados de alguna u otra forma con el caso. Son varias las hipótesis en las que trabajan los agentes pero una de ellas planea sobre todas las demás: un mensaje destinado a "confundir" o "desviar" la atención porque los responsables del rapto de Diana podrían tener la sensación de estar "acorralados" por la Guardia Civil. 

De momento la investigación avanza y, a falta de algunos detalles que no se pueden ofrecer para no interferir en las investigaciones, los agentes de la UCO han descubierto que un día después del envío desde esa dirección se creó la cuenta de correo. Esto es, inicialmente era un remitente ficticio al que no se podía contestar refiriendo la dirección de envío pero 24 horas después esa cuenta electrónica sí existía. Este hecho ha captado toda la atención de la Guardia Civil.

Según las fuentes de la investigación consultadas, que confirman la prioridad absoluta en esclarecer este hecho, los expertos de la Guardia Civil ya tienen algunas pistas que podrían terminar por localizar definitivamente al responsable o responsables del correo electrónico. Al tratarse de una cuenta de Gmail, ésta debe obligatoriamente crearse asociada a un número de teléfono y, según las mismas fuentes, los agentes ya tendrían perfilados los dos últimos dígitos (al parecer de 11) de ese número de teléfono. 

El correo electrónico, remitido hace unos 10 días, pero que trascendió esta semana no sólo no ha desviado la atención de la Guardia Civil, sino que ha abierto una nueva línea de investigación que podría ser determinante. 

Comenta esta noticia
Update CMP