16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Una nueva amante de Toño Sanchís intenta hacer caja a su costa

Toño Sanchís no para y ahora prepara hasta un disco.

Toño Sanchís no para y ahora prepara hasta un disco.

ESdiario desmonta la versión de una nueva joven con intenciones de recorrer platós aireando encuentros con el representante. Lejos de achicarse, Toño prepara nuevo disco.

 

Se llama Rocío y es madrileña. Su extraño manager -al que ni siquiera le pongo cara- llama insistentemente a mi teléfono. Tiene intención de desvelar públicamente que su deslenguada representada ha mantenido encuentros carnales con Toño Sanchís. Anotó los datos que me ofrece con el mismo asombro con el que se me escapa una carcajada sonora ante las pruebas inconclusas y cargadas de obviedades. Nada encaja. Ni la fecha de los supuestos encuentros íntimos, ni el carácter taciturno y poco delicado de Toño al entrar a matar. La versión de Rocío resulta copia del testimonio que el periodista David Enguita destapó hace unas semanas y que, en efecto, quedó opacado por una realidad indiscutible.

No cabe duda de que ambas mozalbetas siguen una hoja de ruta marcada desde la desesperación sin darse cuenta de que cometen torpezas graves que pueden acabar en demanda millonaria. Tal vez deberían ir con cuidado quienes orquestan semejantes montajes, sobre todo porque quienes manejan los hilos televisivos saben discernir entre la realidad y la ficción. No deberían subestimarles.

Mientras todo sucede, Toño observa el panorama desde el sosiego y la tranquilidad. Me insisten en que no es capaz de odiar ni siquiera a quienes le desean una condena -más bien tortura- mediática y judicial. Si hubo algún roce con su mujer, Lorena, parece ya superado y sigue realizando nuevos proyectos profesionales. El último guarda relación con el grupo Capitán Canalla que le hizo popular y que, muy pronto, se convertirá en Generación Canalla. Un nuevo disco con grandes colaboraciones. Parece que el mejor antídoto contra los problemas es seguir hacia adelante sin perder el control.

 

Comenta esta noticia
Update CMP