22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carlos Tusquets: "En finanzas nadie puede garantizar la rentabilidad"

Carlos Tusquets es presidente de EFPA, vicepresidente de Inverco y presidente del Banco Mediolanum

Carlos Tusquets es presidente de EFPA, vicepresidente de Inverco y presidente del Banco Mediolanum

El presidente de EFPA y del Banco Mediolanum afirma que el ser humano no está "diseñado" para pensar a largo y por ello pocos son conscientes de la importancia del ahorro.

Carlos Tusquets es presidente de EFPA, vicepresidente de Inverco y presidente del Banco Mediolanum. Lleva mas de 40 años en el sector financiero y acaba de publicar un libro de divulgación económica titulado Enriquéceme despacio, que tengo prisa, cuyo propósito es enseñar a ahorrar y sacar el mayor partido de su dinero. Tusquets, que a diferencia de otros asesores financieros sí acumula un patrimonio significativo, ha querido compartir con ESdiario sus reflexiones. 

Para el que fuera presidente del Círculo de Economía, el ser humano se mueve por cortoplacismo y no es capaz de tomar las decisiones que más le convienen en el largo plazo, sino que prefiere asumir otras condicionadas, normalmente, por la coyuntura del momento que, incluso, le puedan perjudicar. Por ello, y más especialmente los españoles por su carácter, no pueden adoptar posturas que les van a convenir dentro de 40 años como puede ser el ahorro. 

Muchos van a tener que seguir trabajando con 80 años pues se quedarán sin dinero y conviene ahorrar, aunque sean 30 euros todos los meses, para ir haciendo un colchón

"La gente suele ir como un rebaño al toque de pito de los grandes gurús financieros. Si te preocupas en ver las posiciones de los grandes fondos de inversión internacionales y quieres imitarles, seguro que llegas tarde y lo único que harás es favorecer sus posiciones anteriores. La palabra clave es procrastinar, que significa dejar para mañana decisiones que van en contra de tus propios intereses y todo ello por no tener la mente suficientemente fría y con el pensamiento en el largo plazo”. 

Otro tema importante, “llevo tantos años en el sector que te puedo asegurar que nadie te puede garantizar la rentabilidad, quizá sí el capital, pero no su rentabilidad.  Si alguien lo supiera sería invencible. Sí que existen informes sobre los fundamentales de una empresa y sus posibilidades de crecimiento".

Las posiciones

"En definitiva, si está barata o cara comparándola con otras alternativas de inversión. Pero nadie sabe cuándo el mercado tomará posiciones para que la cotización de esta empresa vaya en uno u otro sentido", detalla

El comportamiento humano hace que actuemos contrariamente a la lógica: cuando vemos muchas flechas verdes, compramos lo que ya está caro y cuando vemos muchas flechas rojas, en lugar de aprovecharnos de la bajada del mercado, salimos corriendo y vendemos.

 

 

A lo largo de 10 capítulos, orienta a particulares y también a asesores sobre técnicas de cómo invertir; el nuevo activo refugio es el riesgo diversificado, manifiesta, y concluye afirmando que hay que tener una estrategia de inversión clara y orientada al largo plazo.

Está profundamente preocupado por la baja tasa de ahorro de los españoles sabiendo que las pensiones públicas son una suerte de estafa piramidal, "hay muchos que van a tener que seguir trabajando con 80 años pues se quedarán sin dinero", y conviene ahorrar, aunque sean 30 euros todos los meses, para ir haciendo un colchón. Pero para ello, reconoce, hay que sacrificar algunos placeres que no están dentro de la idiosincrasia española. 

Recientemente, Carlos Tusquets se presentó a la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona. Este barcelonés está muy sorprendido por el resultado final electoral y por las primeras declaraciones realizadas por la candidatura presuntamente ganadora con el respaldo de sólo el 1,8% del censo electoral, Tusquets lamenta la baja participación -un 4% del censo-  y que la Cámara pueda ser instrumentalizada por el poder político de turno.

Cataluña y las grandes empresas

Lamenta también, al contrario de la candidatura ganadora, que se demonice a las grandes empresas que invierten en Catalunya, puesto que aportan inversión en el territorio y crean puestos de trabajo para estas Pymes que, sin esta inversión, no existirían, ni la empresa ni sus puestos de trabajo.

Barcelona tiene que ser business friendly para cualquier inversor, venga de donde venga, del resto de España o de Europa. Además, Tusquets cree que el tejido empresarial catalán mejoraría notablemente si la Cámara buscara alianzas con otras cámaras del resto del territorio español en lugar de obviarlas.

Comenta esta noticia
Update CMP