24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

El Castillo de Somaén, un alojamiento que te enamorará

A una hora de Madrid nos encontramos con este enclave único convertido en un hotel de cuento

Situado en un pequeño desfiladero que forma el río Jalón y anclado en
lo alto de un cerro, dominando la pequeña aldea de Somaén, se
encuentra este alojamiento de ensueño a medio camino entre Madrid y
Zaragoza, en la provincia de Soria.

 

El castillo de Somaén es una antigua fortaleza militar, posiblemente de origen árabe,
construida originalmente en el año 1100 y que perteneció a los condes
de Medinaceli. En 1975 fué adquirido por el prestigioso arquitecto
Manuel de la Torre que empleó once años en su restauración hasta
convertirlo en un lugar de descanso que destila Historia y arte.

 


De la Torre, que a lo largo de su carrera ha dejado su impronta
por todo el país, desde la catedral de Santiago hasta la de
Salamanca pasando por  los edificios más emblemáticos de Santillana
del Mar entre otros, se ha volcado en este castillo convirtiéndolo en
un increible hotel de cinco estrellas que aúna elementos arquitectónicos y
decorativos  tradicionales procedentes de anticuarios con otros más
innovadores creando una atmósfera acogedora y repleta de buen gusto.

 


En sus habitaciones, cuidadas con mucho mimo, te puedes encontrar  una
puerta de un antiguo convento que convive en perfecta armonía con una
de las esculturas en acero cortes del propio arquitecto. Nada de lo que te encuentras está ahí por casualidad; cada elemento, cada objeto ha sido buscado y elegido con un cuidado exquisito para crear un ambiente de comodidad y elegancia 

 


El alojamiento cuenta con 11 habitaciones de las cuales, 4 son suites y
otra es una habitación familiar, todas ellas con una decoración personalizada y llena de detalles 

 


La suite Real, de aproximadamente 70 m2,está apartada y tiene un
porche independiente para aportarle  mayor intimidad.

 

Uno de los grandes atractivos del castillo de Somaén es su ubicación
desde la que se vislumbra un desfiladero arcilloso con numerosas
buitreras que recuerda al Cañón del Colorado  y en mitad  de en un
pequeño oasis al que el río aporta un verdor atípico  que contrasta
con el rojo de las montañas.

 


El hotel está rodeado de coquetas casas de piedra, teja y madera
también recuperadas y rehabilitadas por Manuel de la Torre que ha
convertido todo el entorno en un paraíso en el que es una delicia
recorrer sus calles estrechas y tranquilas por las que parece que no
ha pasado el tiempo.

 


El Castillo cuenta con diversas actividades, una gastronomía excelente
una piscina en la que puedes disfrutar del baño rodeado de naturaleza
y  la posibilidad de darte un masaje súper relajante. Si te apetece
hacer excursiones por los alrededores, además del río Jalón, tienes
muy cerca de Somaén el pueblo de Medinaceli, donde a parte de visitar
la iglesia y de pasear por sus calles empedradas puedes comprar unos
estupendos dulces a las monjas clarisas.

 


El Castillo de Somaén reúne todo lo que podemos imaginar para pasar un
magnifico fin de semana o para celebrar una boda si se busca un entorno idílico y muy romántico. Las valoraciones que hacen sus clientes del servicio, la
comida, el entorno y las habitaciones son espectaculares; y es que,
cuando las cosas se hacen con cariño y con corazón, el resultado no
puede ser otro.

Comenta esta noticia
Update CMP