14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La exlíder de Podemos en Navarra lleva a Iglesias a los tribunales por "acoso"

Pablo Iglesias y Laura Pérez: miradas enfrentadas sobre Podemos.

Pablo Iglesias y Laura Pérez: miradas enfrentadas sobre Podemos.

Laura Pérez se considera víctima de una cacería por ser una voz crítica en un partido en la que las desavenencias con el jefe se pagan caras. Ha decidido acudir a la Justicia.

Incendio en Podemos en Navarra con una exsecretaria general purgada por Madrid y que se ha revuelto con una rajada letal contra Pablo Iglesias, al que acusa de una campaña orquestada de "acoso y derribo".

La parlamentaria foral y exlíder morada en la Comunidad Foral, Laura Pérez, ha anunciado que va a emprender "las acciones legales necesarias" contra la dirección de Podemos para ejercer su defensa tras ser suspendida cautelarmente de militancia por "posibles irregularidades en el ejercicio de sus funciones como cargo electo".

En una comparecencia en el Parlamento ante los medios, Laura Pérez ha afirmado que el expediente que le ha abierto el partido "se enmarca en un contexto de acoso y derribo a quienes, con lealtad al partido y al cuatripartito, hemos mantenido posturas críticas siempre manifestadas a nivel interno y hemos defendido también políticas más rupturistas dentro de Podemos, así como su democracia interna".

Pérez ha considerado que "esta vez sin embargo han ido demasiado lejos", por lo que ha afirmado que no le queda "más remedio que agotar todos los cauces internos, pero también voy a emprender las acciones legales necesarias para mi defensa".

La parlamentaria ha precisado que las acciones legales irían "contra la dirección del partido, que es quien ha iniciado esta denuncia y quien ha filtrado parte de la misma, porque desde luego tiene muchos otros elementos que no se han citado y que también son totalmente rocambolescos".

Respecto a la decisión del partido de suspenderle de sus portavocías, Laura Pérez ha asegurado que va a "seguir ejerciendo" sus funciones porque "creo que tengo un mandato popular que está respaldado por 46.000 personas y por lo tanto una cuestión interna, que además se ha llevado a cabo sin garantizar el derecho de defensa y sin respetar los procedimientos internos necesarios para ello, no tiene por qué afectar en absoluto a nuestra actividad".

"Vamos a informarnos con la letrada del Parlamento de cuáles pueden ser los efectos y la repercusión de todo esto", ha indicado.

Durante su intervención, la dirigente purgada se ha referido a parte del contenido del expediente que ha motivado su suspensión cautelar, afirmando que es "rotundamente falso" que se guiara por "un interés personal" en una votación en la comisión de Educación del Parlamento sobre la obtención del Certificado de Aptitud Profesionales para estar en las listas del departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

Comenta esta noticia