15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos en Cataluña dice que la Constitución es “antidemocrática y antisocial"

Ada Colau, en el centro, la cara más visible de En Comú Podem

Ada Colau, en el centro, la cara más visible de En Comú Podem

Los comunes votaron a favor de una propuesta de los separatistas para pisotear la Carta Magna, mientras el Gobierno de Sánchez presume de unos y otros como socios “constitucionalistas”.

En Común Podem, la marca de Podemos en Cataluña, se sumó sin complejos a la propuesta de las fuerzas separatistas en el Parlamento catalán para rechazar, hasta el pisoteo, la Constitución. Y eso que el Gobierno de Pedro Sánchez, que los tiene como socios de investidura a ambos, los reconoce como “fuerzas constitucionalistas” para arremeter contra Vox.

El pleno del Parlamento catalánha aprobado una moción de la CUP que declara que la Constitución tiene un carácter "antidemocrático y antisocial", con los votos favorables de JxCat, ERC, los comunes y la CUP, y en contra de Ciudadanos, PSC-Units y PP.

En la propuesta se desgranan los puntos por los que definen así a la Constitución: da amparo a la Monarquía, no reconoce el derecho de autodeterminación, atribuye a las Fuerzas Armadas la misión de defender la integridad territorial, y mantiene los "privilegios" de la Iglesia.

La moción también manifiesta el apoyo a los presos separatistas, a los dirigentes independentistas en el extranjero y a las movilizaciones previstas el viernes contra el Consejo de Ministros en Barcelona, pese a que en este punto los comunes se han abstenido.

Lucas Ferro, en representación de la marca podemita, ha sostenido que la sentencia del Estatut y la aplicación del 155 "han roto el encaje constitucional de Cataluña", y ha llamado a los grupos a cooperar para defender las instituciones catalanas ante los partidos que quieren volver a intervenir la autonomía.

Socios de Sánchez que "aceptan" la Constitución

Se da la circunstancia de que tanto Podemos como ERC o PdeCAT dieron su apoyo a Pedro Sánchez en la investidura y que desde su Gobierno se les ha reconocido como “fuerzas constitucionalistas”. Especialmente para contraponerlas a Vox, partido que consideran “inconstitucional”. 

Sin ir más lejos, hace apenas dos semanas la ministra de Justicia, Dolores Delgado, afirmaba en un desayuno informativo que todos los partidos que respaldaron el ascenso de Sánchez han “aceptado la Constitución”, frente a los que la rechazan, como la formación de Abascal, a su juicio. Y a la vista está, por lo votado en el Parlament, su grado de aceptación.

Comenta esta noticia
Update CMP