25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El repunte del PIB deja España perdiendo “sólo” un 9% de riqueza

La economía española experimentó un aumento histórico del PIB del 16,7% el pasado trimestre, su mayor incremento trimestral en la serie histórica y que nos permite "salir" de la recesión.

Los españoles hemos disparado nuestro consumo durante el verano tras la finalización del confinamiento decretado en todo el territorio entre marzo y mayo, lo que unido a las ayudas públicas con las que se intentó evitar cierres de negocios y despidos ha derivado en un curioso escenario económico.

La economía española salió de la recesión en el tercer trimestre del año de la mano de un aumento histórico del PIB del 16,7%, su mayor incremento trimestral en la serie histórica que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE). Hasta ahora, el mayor repunte trimestral del PIB correspondía al tercer trimestre de 1972, cuando subió un 2,2%.

Con el fuerte avance del PIB en el tercer trimestre, que comenzó pocos días después de finalizar el estado de alarma, oficialmente España ha salido de la recesión técnica en la que entró en el segundo trimestre del año después de haber registrado dos trimestres consecutivos en negativo, con caídas de la economía del 5,2% en el primer trimestre y del 17,8% en el segundo.

El avance trimestral del PIB en el tercer trimestre supera las previsiones que manejaba el Gobierno, que apuntaba a un crecimiento trimestral del entorno del 13%, y todo con las circunstancias extraordinarias que ha vivido la economía, con el turismo, uno de los motores de la generación de riqueza española, intentando salir a flote pese a las restricciones de movimiento establecidas por otros países durante todo el verano.

Con la segunda ola de los contagios extendiéndose por todo el mundo, en España no se puede olvidar que muchos sectores dan el año por perdido. Sólo basta recordar la pérdida del 70% de la actividad turística, sector que dejó de ingresar 40.000 millones mientras actividades como la de los hoteles, cafeterías, restaurantes, compañías aéreas o venta de automóviles nuevamente se ven afectadas en el último trimestre del ejercicio por nuevas restricciones. En el caso del comercio, la actividad comercial está hundida: el valor añadido del sector comercial y hostelero es un 22% menor que el año pasado, y el empleo cae el 10%.

Con el avance registrado en verano, la tasa interanual del Producto Interior Bruto muestra una contracción del 8,7%, muy lejos del descenso del 21,5% del trimestre anterior. Se trata del segundo mayor retroceso interanual de toda la serie tras el registrado en el segundo trimestre de este año.

Esta evolución fue posible por la contribución de la demanda nacional restó 7,8 puntos a la variación interanual del PIB en el tercer trimestre, tasa 11 puntos superior a la del segundo trimestre. Por su parte, la demanda externa restó 0,9 puntos, lo que supone 1,8 puntos más que en el trimestre pasado.

Comenta esta noticia
Update CMP