20 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cristina Tárrega, víctima de un ataque de ansiedad ante la que se le avecina

Bastante buena la ha organizado la colaboradora de El Programa de Ana Rosa con sus amenazas a compañeras como Belén Esteban o María Patiño, lejos de salir a flote va de mal en peor.

Cristina Tárrega intervino por sorpresa en Sálvame para negar que haya estado con Jesulín de Ubrique. Pretendía así acabar con días de una polémica que había empezado Diego Arrabal asegurando tener una grabación. Pero, lejos de terminar, la polémica continúa y es que Sálvame tiene una grabación de lo que Cristina dijo en publicidad y no se emitió. Viendo que nada había acabado, la periodista ha sufrido un ataque de ansiedad tras el que ha vuelto a intervenir en directo.

Y es que Tárrega apareció en el programa de Telecinco cuando menos lo esperaba nadie y así se descubría que era ella la presentadora de las grabaciones de las que Arrabal llevaba días hablando. Evidentemente nerviosa, la periodista negó haber estado con Jesulín y también haber dicho que María Patiño sí lo tuvo con el diestro. Eso sí, reconoció que si dijo algo de la periodista sería por un enfado momentáneo.

Pero Belén Esteban no entiende que primero diga que no dijo nada de Patiño, luego que no sabe y después que igual fue en un enfado: “Hay que ser legales, sin han pasado las cosas, han pasado”. Es más, según Kiko Hernández, Tárrega “nos tomó el pelo” porque un día antes dijo que podía demandar a Belén Esteban por haberla nombrado en mitad de la polémica: “Dijo que le podía meter un palo de 60.000 euros a Belén pero no lo va a hacer”.

Y, a la vista de que la polémica continuaba, Tárrega ha sufrido un ataque de ansiedad. Así lo señalaba Luis Rollán que, tras hablar con la presentadora, se había quedado "muy preocupado". Minutos después Jorge Javier Vázquez lograba hablar con la propia Cristina, que explicaba: "Sí, me ha dado, tenía que ir al médico a hacerme una cosa y no han podido hacérmela".

Durante una pausa, Cristina recibió una llamada de su madre y quiso zanjar la polémica: "Me ha dicho que me quiere con mi verdad y mi verdad está en una sentencia", explicó en alusión a la condena a Arrabal, que tuvo que pagarle 40.000 euros por haber dicho que estuvo con Jesulín de Ubrique.

Además, negó que vaya a emprender medidas legales ni contra la cadena en la que trabaja ni contra productoras o compañeros que trabajen en esa cadena.

Comenta esta noticia
Update CMP