22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Interior ultima una ciberoperación en Twitter contra el yihadismo

Te mostramos en exclusiva las viñetas que el Ministerio va a difundir próximamente para combatir a los reclutadores en un terreno donde se manejan muy bien: el de las redes sociales.

La lucha contra el terror islámico es unánime y si bien la fuerza es un arma muy potente como ha demostrado Francia con sus ataques, no es la única manera útil de frenar el avance yihadista en Occidente.

El Ministerio de Interior español lo sabe y por ello ultima una campaña a través de las redes sociales, especialmente de su cuenta oficial de Twitter (@interiorgob), para contrarrestar la propaganda islamista que recluta a los combatientes más jóvenes entre la población musulmana de todo el mundo, según ha sabido ESdiario de fuentes del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz

¿Por qué las redes sociales? Porque la milicia islamista está sabiendo manejar la red como nunca otra organización terrorista lo había hecho hasta ahora. La marca Estado Islámico circula por la red con una estrategia digna del mejor de los community managers. Lejos de los primeros vídeos caseros en los que Osaba Bin Laden declaraba la muerte a los infieles y que ya pertenecen a nuestro imaginario colectivo, los yihadistas hacen circular sus vídeos con estética hollywoodiense entre los más de 46.000 perfiles de Twitter que el instituto político estadounidense Brookings les atribuyó entre octubre y noviembre de 2014.

Vídeos, podcast y centernares de series fotográficas alimentan estos perfiles con el objetivo de retrarar las bondades de la vida dentro de las zona controlada por los islamistas. Solo una parte de este contenido se dedica a los considerados éxitos militares, que el resto del mundo mira con horror y que Twitter no sabe cómo controlar. La empresa cancela miles de perfiles a diario gracias a la denuncia de los usuarios pero, como han declarado, es un círculo vicioso, porque los simpatizantes pronto crean perfiles nuevos. 

El contramensaje del Gobierno consiste en intentar abrir los ojos a todos aquellos que piensan que el extremismo radical les dará el irreal futuro de esperanza y bienestar que los terroristas predican. 

Esta campaña en la que Interior trabaja desde hace varios meses se dará a conocer con el nombre de Las mentiras de DAESH expuestas y toma como punto de partida el trabajo que el centro Sawab, cuyo cometido es frenar la expansión del fundamentalismo árabe en internet, realiza desde su creación el pasado año.

Las imágenes de la misma denuncian el miedo que se vive en los territorios ocupados de Siria e Irak y se centran en cuatro temáticas: corrupción, crisis económica, valores familiares y educación, falta de servicios públicos y mentiras y falsas promesas.

Frases como "¿Qué ofrece el DAESH a tus hijos?" o "¿Cómo financia el DAESH su terrorismo?" intentan desenmascarar las falacias que el mal llamado Estado Islámico propaga a través de vídeos en las redes sociales para justificar su barbarie terrorista con argumentos religiosos.

Llamar a las cosas por su nombre

Pero ¿qué es DAESH? La denominación DAESH es el nombre que no tolera el Estado Islámico y que representa la lucha, también en la batalla lingüística, contra esta máquina del terror. Aunque ellos lo pretendan, el ISIS, Estado Islámico, o como se quieran llamar no son un Estado. DAESH es el acrónimo árabe que alude de manera peyorativa al grupo terrorista al sonar igual que otro término que significa "el que aplasta algo bajo sus pies". 

El Ministerio del Interior español se une a la comunidad internacional liderada por Francia en esta en esta cruzada lingüística para llamar a las cosas por su nombre. A pesar de la amenaza expresa del grupo islámico de cortar la lengua o proferir setenta latigazos a quien ose dirigirse a ellos con esta palabra tanto en Occidente como en el territorio ocupado, el gobierno francés ha sido el primero en evitar legitimar a través del lenguaje el califato ilegal que los terroristas han proclamado. 

Interior pondrá en marcha su respuesta a la publicidad terrorista  en las próximas semanas en colaboración con la Policía y la Guardia Civil, cuya comunicación a través de Twitter es hasta ahora sinónimo de éxito.

Esta campaña se enmarca en la lucha que la Coalición Global anti-DAESH encabeza contra el aparato propagandístico del DAESH desde su fundación en septiembre de 2014. España es un miembro activo de esta coalición y participa para dar voz a aquellos musulmanes que no se sienten en absoluto identificados con la intolerancia y la barbarie.

Con el apoyo del Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta aprobado el pasado mes de enero por el Gobierno, España responde la petición internacional de difundir estos mensajes para cortar de una vez por todas uno de los cauces de reclutamiento del fundamentalismo islámico.

Comenta esta noticia
Update CMP