21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El concierto de Taburete que resucita la guerra contra los "cayetanos"

Una imagen del polémico concierto

Una imagen del polémico concierto

Las confusas imágenes de la gala musical rescatan la "pelea" del confinamiento en una batalla de reproches que empapa incluso a Sánchez y Echenique.

 

 

Un concierto de Taburete en Marbella ha sido el detonante de una dura batalla en Twitter, con nombres de por medio asociados a la controversia y el enfrentamiento a cara de perro, caso del periodista Javier Negre y del político Pablo Echenique, entre otros.

Tenía todos los ingredientes: una ciudad asociada a las sombras más profundas de la corrupción (como si Marbella fuera solo eso); el grupo del hijo de Luis Bárcenas; un público de clase media y alta y un vídeo en el que parecía escucharse a alguien de la banda gritar "Fuera mascarillas". EL resto vino solo, con el dirigente de Podemos de látigo percutor:

 

 

La polémica afectó de lleno al responsable de "Estado de Alarma", presente en el evento y muy volcado con la promoción del mismo dentro del festival Starlite, uno de los más importantes de Europa por la enorme cantidad de artistas que atrae y su duración. Y fue el propio Negre quien desmintió la supuesta falta de cuidado de la gala, apelando a una información difundida por la organización y explicada por José Ribagorda en Telecinco:

 

 

Lo cierto es que las imágenes son confusas, y dan desde luego para dudar de la pulcritud sanitaria de la velada o para sostener lo contrario. Pero sobre todo dan para rescatar la guerra contra los "cayetanos", como despectivamente bautizaron a todas las personas que, durante el confinamiento, protestaron contra la caprichosa aplicación del Estado de Alarma.

Que fueran vecinos de barrios de toda condición, desde los más humildes hasta los más selectos, no fue suficiente para que sus detractores hicieran la caricatura que les hicieron, de pijos adinerados e insolidarios que potenciaban los riesgos epidémicos con su actitud. Que es lo mismo que ha pasado con Taburete, señalados como foco de riesgo potencial del Covid:

 

 

Claro que, ante ese zasca, ha habido respuestas más que de sobra para recalcar el doble rasero con el que se mide todo, recordando escenas protagonizadas por el propio Gobierno, su grupo parlamentario, Pedro Sánchez o hasta Pablo Iglesias que, medidas con esa misma mirada, no aguantan el examen:

 

 

Para finalizar, un tuitero más que intenta poner sentido común, diciendo lo mismo para todos, sea cual sea el evento en cuestión y sean quienes sean sus protagonistas: el coronavirus no entiende de personas ni de ideologías; simplemente se contagia mejor allá donde hay multitudes:

 

 

Quizá sea Laura, en fin, la que dé en el clavo. 

Comenta esta noticia