26 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mientras su beso con Iker resucita por San Valentín Carbonero piensa en "ella"

Sara Carbonero ha dedicado el Día de San Valentín a su amiga del alma.

Sara Carbonero ha dedicado el Día de San Valentín a su amiga del alma.

Ni su esposo Casillas, ni si quiera sus dos hijos amados. La presentadora y periodista tenía este Día de los Enamorados a otra persona en la cabeza y la dejó sin palabras y emocionada.

El día de San Valentín es un día ideal para celebrar el amor, recuperar las mejores historias de ídem de toda la historia y, cómo no, los mejores besos. Y en este listado no puede faltar el que le dio Iker Casillas a Sara Carbonero tras ganar con la Selección española el Mundial de Sudáfrica en 2010.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces pero el momentazo del beso resucita cada año por El día de los Enamorados. Sin embargo, este 14 de febrero Carbonero optó por subir una foto bien diferente a su perfil de Instagram y dedicarle el día no a su marido, ni a sus hijos, sino a su mejor amiga. Su segunda hermana, Isabel Jiménez, que cumple años en día tan señalado como este.

"Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos", comenzaba escribiendo Sara en un post donde la foto que acompañaba al texto era la de su ingreso hospitalario el pasado mes de mayo. La mujer de Iker Casillas tuvo que pasar por el quirófano para ser intervenida de un tumor en su ovario. Una situación que sirvió para unir, aún más, a las dos amigas.

Una dedicatoria que continúa recordando todas las fotos que se han hecho "en los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele, en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto... lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos. Fotos en los los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele,en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto... lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo. Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echábamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal . Feliz cumpleaños, comadre. #cumpleañosfeliz #14defebrero #lafamiliaqueunoelige #vamospreparandoviaje #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Una imagen con la que recuerda todo el cariño y el ánimo que le dio cuando estuvo hospitalizada: "Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal. Feliz cumpleaños, comadre".

Comenta esta noticia
Update CMP