10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tensión en el Parlament: Arrimadas reprende a Puigdemont fuera de micrófono

Carles Puigdemont durante su intervención.

Carles Puigdemont durante su intervención.

El presidente de la Generalitat anunció un referéndum para 2017 sí o sí, pactado o unilateral. Al término de su discurso la líder de la oposición se le acercó para hacerle unos comentarios.

"Referéndum o referéndum". Así sintetizó Carles Puigdemont su hoja de ruta en su esperada comparecencia en el Parlament de este miércoles, en el marco de la cuestión de confianza a la que se somete y que salvará con el apoyo de la CUP.

El president de la Generalitat desafió una vez más al Estado e incluso le dio un ultimátum: o España llega a un acuerdo con Cataluña en ese sentido en julio de 2017 o convocará la consulta de forma unilateral en la segunda quincena de septiembre

Puigdemont volvió a hablar en nombre del "pueblo catalán" y se erigió en sumo intérprete de su voluntad. "A finales de junio de 2017 estaremos preparados para poner en marcha el Estado propio, lo haremos bien, el Govern se ha preparado", sostuvo.

"Hay un consenso generalizado en torno al referéndum pactado con el Estado. Seguimos abiertos, no seremos nosotros los que cerraremos esta puerta. Y creo que no soy dudoso de intentar postergar el autonomismo".

Puigdemont fijó dos condiciones para llegar hasta el punto de convocar el referéndum, y las dos atañen a la CUP: primero, superar esta cuestión de confianza; después, que los anticapitalistas le aprueben los Presupuestos de 2017.

Si la CUP le apoya ahora pero no avala las cuentas después, el president convocará elecciones anticipadas, por lo que todos sus planes de convocar un referéndum en 2017 quedarían en nada.

Dio los primeros detalles de cómo organizará la consulta: La "arquitectura" del referéndum recaerá en el vicepresidente Oriol Junqueras como presidente de la comisión de impulso del autogobierno, mientras que el conseller Raül Romeva lo organizará porque es el responsable de participación.

Al término de su intervención, los diputados de Junts pel Sí rodearon a Puigdemont para felicitarle. En ese momento la líder de la oposición, Inés Arrimadas, llegó hasta él con rostro serio y le recriminó fuera de micrófono su discurso. 

La estampa duró unos instantes y fue captada por algunos fotógrafos.  

Tras la sesión de este miércoles Ciudadanos siguió con sus críticas por boca del diputado Fernando Páramo, que recordó a los independentistas que el 27 de septiembre pasado "la mayoría de los catalanes" dijeron "sí a Cataluña, sí a España y sí a Europa".

Comenta esta noticia
Update CMP