En el PP quieren para la lista de Catalá al mejor "enganche" posible con Barberá

Los populares barajan incluir en puestos de salida a la única persona que puede enlazar a Catalá con Barberá y contrarrestar la posible candidatura en Vox de la sobrina de la ex-alcaldesa.

La flamante candidata popular a la alcaldía de Valencia parte con tres obstáculos para poder conquistar el número suficiente de votos que permita al centro-derecha valenciano reconquistar el Ayuntamiento del Cap i Casal, convenientemente explotados por sus adversarios internos y sus rivales externos.

El primero, su pasado torrentí y su recentísimo empadronamiento en un domicilio de Valencia. El segundo, su paso por la Conselleria de Educación, que buena parte del valencianismo más tradicional le reprocha. Un ejemplo es el de Enric Esteve, presidente de Lo Rat Penat, que hace apenas una semana mostraba en ESdiarioCV su preferencia exclusiva (no pensaba votar al PP si el elegido era otro) por Luis Santamaría, y que ahora confirma a este diario que felicitará a Catalá por su nominación, pero elude contestar si recomendará votarla. Y el tercero, su elección tras la negativa de otros posibles candidatos.

Catalá ha buscado contrarrestar estos inconvenientes con una baza potente con la que se ha presentado en sociedad en su primer acto como candidata, el de su confirmación como tal: nada menos que la de reivindicar el legado de Rita Barberá. Especialmente ahora que tanto se habla de la posible candidatura de la sobrina de Barberá, Rita Corbín, a Vox, el partido que por fuerza crecerá especialmente a base de votos que tradicionalmente iban al PP. El PP se le ha adelantado.

La familia de Barberá se ha revuelto con extraordinaria dureza contra el PPCV -como viene informando ESdiarioCV- reprochándole que “saque a pasear su cadáver”. En palabras de un buen conocedor del Ayuntamiento de Valencia desde la Transición, “lo peor para la familia es que hasta mayo van a tener que escuchar muchas veces ese mensaje”.

Es cierto que Bonig pero también Catalá eran diputadas en Corts cuando su grupo -y los demás grupos- le pidió a la entonces senadora Barberá que abandonara el escaño en la Cámara Alta. Así que podían intuir perfectamente esta reacción de la familia. Y a pesar de ello han corrido el riesgo. Y todo hace pensar que seguirán reivindicando a Barberá hasta el final.

Por lo tanto ahora, pese a todo, y para hacer creíble la idea-fuerza de la recuperación del legado de la ex-alcaldesa, en opinión de algunas mentes pensantes en el PP hace falta un “enganche” con sus antiguos concejales, alguien que encarne bien la esencia de aquella época. Y sólo parece haber una opción disponible (Jorge Bellver no lo está) sin imputar: la ahora senadora Marta Torrado.

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP