23 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Openbank, un modelo de banco digital de futuro

El Santander transforma esta enseña en la plataforma financiera del grupo. Ana Botín aspira a que su entidad sea así en unos años. Sus productos de inversión serán los más accesibles.

La nueva etapa de Openbank es un proyecto ilusionante para Ana Botín. En el Openbank Media Day 2018, la presidenta del Santander ha definido esta entidad  como “el Santander del futuro” y deja muy clara su función como plataforma financiera global del grupo. “Vamos a seguir como somos, un banco comercial en 10 mercados, pero con una estrategia digital mucho más avanzada”, precisa.

“Quiero que imaginéis el poder de la escala de Santander con la tecnología, agilidad y transparencia de Openbank, para que podáis visualizar lo que va a ser Santander en los próximos años”, reta Ana Botín a los periodistas presentes. “Openbank es el banco que queremos ser en el futuro. Estamos probando una nueva manera de hacer banca que queremos que sea abierta y responsable, con una plataforma financiera global que ya es una realidad”, añade la presidenta del Santander.

“Quizá algo más rápido y con más ímpetu que antes, pero seguimos siendo la punta de lanza del proceso de digitalización del grupo”, destaca Ezequiel Szafir, consejero delegado de Openbank. Una entidad que “invierte en innovación el equivalente al 90% de sus ingresos”, resalta. “Es el mayor banco digital de Europa”, con más de un millón de clientes (un 26% más en lo que va de año), 9.000 millones de euros en depósitos (+20%), “no hay otra entidad financiera que crezca más en España”, y 1.200 millones en activos gestionados.

Patricia Benito, Chief Digital Officer (CDO) de Openbank, anuncia varias de las nuevas propuestas de la entidad, que se ha convertido en “el primer banco del mundo” que ofrece un gestor de contraseñas y datos totalmente gratuito. También ofrece “el agregador de cuentas más completo del sector”, con acceso a 75 entidades, para que el cliente tenga una posición global de su patrimonio, la que tiene en cada banco y en cada producto.

La oferta de Openbank se enriquece con un gestor de finanzas personalizado, que categoriza los gastos del cliente. De nuevo se presenta como el primer banco que ofrece un servicio de Card Control, mediante el cual el cliente decide cómo, cuándo u dónde utiliza sus tarjetas. Y como “el único” banco que ofrece todos los sistemas de pago móvil.

Al mismo tiempo, Openbank ofrece al cliente un sistema de control de dispositivos de acceso a la entidad vía app y web, y un sistema de personalización de los niveles de seguridad.

Open Young enseña a los niños a ahorrar y a gestionar sus gastos, con una app y una tarjeta independientes para padres e hijos (prepago), un categorizador de los destinos del dinero, un sistema de alerta cuando éste se va a terminar, y la posibilidad de pagos por tareas encomendadas (por ejemplo, cuidar de la mascota).

Gonzalo Pradas, director de Wealth Management, señala que Openbank busca “facilitar la inversión”, a partir de 500 euros, con la propuesta del “mayor y más completo supermercado de productos de inversión”, con más de 2.000 fondos y EFT de más de 50 gestoras y 35 planes de pensiones de 5 firmas, herramientas para trader bursátiles, y otros servicios. “Es traer a los mejores y ponerlos a disposición de nuestros clientes”, subraya.

Openbank opta por la “inversión automatizada”, término que prefiere al de robo advisor, apoyada en un acuerdo con BlackRock; cinco perfiles de riesgo (bajo, medio-bajo, medio, medio-alto, y alto); carteras con hasta 15 fondos indexados; y unas comisiones de gestión que van del 0,55% para más de 100.000 euros hasta el 0,85% para menos de 50.000 euros. Además, Openbank permite microinversiones automatizadas desde 1 euro por día, y la inversión  por objetivos, que crea carteras que ajustan la estrategias al importe y al plazo de cada uno de ellos.

Comenta esta noticia
Update CMP