24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal es proclamado ganador del debate y la izquierda no puede soportarlo

La moderación del candidato de Vox pilló a contrapié a Sánchez e Iglesias. En el partido creen haber cumplido un doble objetivo: apuntalar a su electorado y no movilizar a la izquierda.

Era el único principiante y, sin embargo, el que mejor se desenvolvió, a juicio de muchos españoles. Las encuestas de El Mundo, RTVE, ABC, La Razón, COPE y La Voz de Galicia -entre otras- sobre el debate televisivo han dado como ganador a Santiago Abascal. La inmensa mayoría.

La alegría fue a más en el camerino de Vox y en la sede de la formación a medida que avanzaba el debate. Porque Abascal consiguió todos los mensajes que están en el ADN de Vox (inmigración ilegal, inseguridad, leyes de género, defensa de la unidad de España...) vestido con el traje de la moderación y con mensajes claros y en positivo.

Y ello ha pillado a contrapié a la izquierda, que pensaba que Abascal enseñaría las fauces. Abascal, un tigre con piel de cordero, llega a titular este martes El País. E incluso Ignacio Escolar, referente de la izquierda mediática, se lamenta de que el líder de Vox fuera el que más ganó porque dio un "mitin en prime time" y "sin apenas contestación" por parte de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (este último algo más).    

"Han visto que no mordemos", se felicitan en este martes de resaca desde el entorno de Abascal, que se planteó este debate con un doble objetivo. En primer lugar, apuntalar sus buenas expectativas de voto frente a los cantos de sirena de Pablo Casado y sus apelaciones al voto útil. 

Y, en segundo lugar, no movilizar a la izquierda, que según todas las encuestas acude a estas elecciones con una actitud apática que recuerda a la que padeció en carne propia Susana Díaz en las andaluzas y acabó costándole la presidencia. 

 

Creen en Vox que la doble misión está cumplida y recuerdan que a nadie puede sorprender el tono de Abascal, puesto que es el que ya empleó en El Hormiguero (con récord de audiencia) y en la entrevista que concedió a Vicente Vallés también en Antena 3 el pasado 22 de octubre.

Acabado el debate, en el que se hizo acompañar por Iván Espinosa de los Monteros, Manuel Mariscal, Enrique Cabanas, Kiko Méndez-Monasterio y Rosa Cuervas-Mons, Abascal volvió a la sede de Vox. Estaba satisfecho; su gente, pletórica.  

Ahora sí, en el partido empiezan a creer que es posible ser tercera fuerza política en las elecciones del domingo, con el plus de escaños que ello supondría dada la ley d'Hont. Eso fue lo que benefició a Ciudadanos en abril.

Comenta esta noticia
Update CMP