El PP de Catalá se lanza a por Vox a través del 'círculo' de Sentandreu

Mientras Casado viaja al 'centro' para alejarse de la 'ultraderecha' de Vox, el equipo de Catalá, sin siglas, va a por los votantes de Vox aprovechando una campaña interna contra Llanos.

María José Catalá fue confirmada muy tarde como candidata. Mucho después que los demás, con la excepción del cabeza de lista de Vox, José Gosálbez, que de momento es un perfecto desconocido en política. La táctica de Catalá ha sido hasta ahora la de diferenciar su imagen personal en redes -con dos logos distintos y ahora con su foto- de las siglas por las que concurre.

En previsión de males mayores, casi a lo Xavier García Albiol en Badalona. 

La estrategia se hace aún más evidente en un cartel que ya circula por los grupos de whatssapp del PP en el que todos los partidos con posibilidades de obtener uno o más concejales figuran con su marca, excepto el de Catalá. Las siglas PP aparecen pequeñas en una esquina. 

Y es que con los resultados autonómicos y generales ya en la mano, la preocupación ha cundido en las filas del equipo de campaña de Catalá, que teme el efecto arrastre a la baja de las derrotas de Casado e Isabel Bonig. Pero también la situación al alza de Ciudadanos, que le ha superado en votos en el Cap i Casal. El PP ha sido la cuarta opción más votada, sólo por delante de Unidas Podemos y Vox.

 

Es en esa tesitura, con todas las alarmas 'populares' encendidas incluida la económica, en la que se produce la decisión del equipo de Catalá de ir a por Vox en Valencia, mientras a nivel nacional la artillería apunta a Ciudadanos.

Para Catalá, que además de concejal será diputada autonómica, es fundamental mejorar los resultados del 28A el 26M. Por lo que pueda pasar en su partido. Y si encima consigue entrar en el gobierno de la ciudad con Ciudadanos, pues mejor que mejor. Esa opción no es descartable, con los datos en la mano. Los mensajes post 28A de Catalá van en esa línea al referirse a “la esperanza importante para el centro-derecha de esta ciudad”. El problema sería que el PP se desfondara.

Desmontar a Vox a través del valencianismo

La lista de Catalá está trufada de nombres provenientes del valencianismo más tradicional, como el de Enric Esteve, presidente de Lo Rat Penat. Tres discursos agradeciendo su presencia en el acto de proclamación de candidatos del PP en el Oceanográfico presagiaban su inclusión en la lista.

También está en ella Santiago Ballester, que proviene del mundo fallero. Y ya fuera de los puestos de salida, pero con gran carga simbólica, figuran también Vicente González-Lizondo, hijo del fallecido presidente histórico de Unión Valenciana, y el hijo del exconcejal de El Palmar Vicente Aleixandre.

Este martes, sólo dos días después de las elecciones, se confirmaba el alejamiento de la línea oficial de Vox de algunos valencianistas despechados, cosa que el PP intenta aprovechar en su favor.

Ferran Chiva, colaborador de José María Llanos hasta el pasado verano y según éste apartado por falta de confianza, disparaba en twitter contra su propio partido. Y le retuiteaba la mismísima jefa de campaña de Catalá, María José Ferrer San Segundo, elevando a Chiva a la categoría de referente de la formación de Santiago Abascal.

Aunque Chiva dice querer simplemente “desapoyar” a Llanos para no favorecer indirectamente a Joan Ribó (Compromís), los populares han aprovechado su tuit para sugerir que se les vote a ellos.

Chiva ha sido presidente de Círcul Civic, y es miembro de Plataforma Valencianista, dos pequeñas entidades que defienden las tradiciones valencianas. Es amigo personal de Cristina Seguí, que a su vez ha sido colaboradora de Juan García Sentandreu. Sentandreu se unió a Vox con la intención de ser candidato a alcalde de Valencia. A tal fin promovió la afiliación de sus seguidores a su nuevo partido, y empezó por su cuenta una campaña de promoción en redes con el apoyo de Seguí en la que se presentaba como alcaldable.

Llanos, que en un principio iba a las primarias para la alcaldía, consideró a Sentandreu un “arribista”. El riesgo de que los “oportunistas” acabaran dominando un partido que por fin despegaba justificó un cambio de estatutos de la formación verde que anuló la celebración de primarias en toda España. Sentandreu respira por esa herida.

Antes de las elecciones del 28A, Cristina Seguí aseguraba en una televisión nacional que en Valencia “a Vox le domina el PP”. Al menos con una parte parece que lo va a intentar.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP