14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bruselas da la espalda a la última improvisación de Moncloa sobre los turistas

El comisario de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton, este miércoles en Bruselas.

El comisario de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton, este miércoles en Bruselas.

La Comisión reclama a sus miembros que abran las fronteras y faciliten el tránsito de viajeros sin cuarentenas. 24 horas después de que el Gobierno anunciara que impondrá esta medida.

A útima hora de la tarde de este martes, como suele ser habitual en el Gobierno, La Moncloa anunció por sorpresa una nueva medida de indudable calado, por su alcance internacional.

España impodrá cuarentenas en los hoteles a los turistas que lleguen desde el exterior. De forma inmediata, el sector -ya indignado con Pedro Sánchez- ha puesto el grito en el cielo. Para ellos, esa medida dará la puntilla al gremio, clave para la recuperación económica de España.

24 horas después, otro jarro de agua fría sobre Moncloa ha llegado desde Bruselas. La Comisión Europea ha presentado este miércoles su propuesta para que los Veintisiete reabran de manera "gradual" sus fronteras al turismo europeo este verano, a partir de un protocolo en tres fases que parte de la relajación del confinamiento actual hasta el fin de todos los controles fronterizos, pasando primero por una etapa intermedia en la que sea posible viajar entre regiones y países con niveles bajos equiparables de contagio.

"No podemos prescribir cuándo un Estado miembro u otro decidirán abrirse al turismo, los Estados miembro levantarán sus restricciones progresivamente y no todos a la vez", ha asegurado el comisario de Mercado Interior e Industria, Thierry Breton, en una rueda de prensa en Bruselas para presentar la estrategia del Ejecutivo comunitario.

Las cuarentenas, innecesarias

Con la llegada del coronavirus a Europa, una docena de países de la UE, entre ellos España, cerraron sus fronteras interiores para frenar los desplazamientos dentro del espacio sin fronteras Schengen, una medida que Bruselas no vio con buenos ojos y que ahora es partidaria de relajar "gradualmente" en cuanto la situación epidemiológica lo permita.

Pero Bruselas se opone a la estrategia de Sánchez. La Comisión Europea no ve necesario recomendar cuarentenas generalizadas para los europeos que viajen de un Estado miembro a otro porque asume que los corredores que se abran será entre regiones y países con situaciones similares a nivel sanitario y de protección.

"Soy consciente de que algunos Estados miembro tienen medidas de cuarentena, es una decisión de los Estados", ha reconocido la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, preguntada por la cuarentena que España exigirá a los viajeros que lleguen al país a partir del 15 de mayo.

La comisaria ha explicado, contra el criterio del Gobierno, que si se retoma el tránsito entre regiones o países que siguen un estrecho control sobre la situación epidemiológica, con niveles similares de contagio y la capacidad reforzada de sus sistemas sanitarios, como recomienda Bruselas, entonces "no sería necesario tener cuarentenas".

"Por ello es importante aplicar criterios para tener un buen intercambio de información y que sean capaces de permitir los movimientos y avanzar con el turismo", ha remachado.

Comenta esta noticia