23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una cámara pilla a Carmena rindiéndose ante Almeida y entregándole su despacho

Carmena y Martínez-Almeida durante su conversación privada.

Carmena y Martínez-Almeida durante su conversación privada.

El popular será casi con toda probabilidad el nuevo alcalde de Madrid después de que en las últimas horas Cs haya rebajado su pretensión de investir a Villacís. El sábado, el desenlace.

Se acerca el sábado, el día en que se constituirán los ayuntamientos de toda España, y parece que Ciudadanos da su brazo a torcer en la capital. 

El partido de Albert Rivera ha rebajado en las últimas horas el listón y ya no habla de que Begoña Villacís sea alcaldesa como condición sine qua non. De hecho este miércoles Ignacio Aguado, al ser preguntado por ello en Espejo Público, se limitó a apelar a la "generosidad" de todas las partes. 

El recule de Cs llega horas después de que Pablo Casado dejara meridianamente claro que la Alcaldía de Madrid no es negociable. En una comparecencia en el Congreso, el presidente del PP anunció que este sábado su candidato, José Luis Martínez-Almeida, se presentará a la investidura. Y que Cs tendrá que atenerse a las consecuencias y explicarlas si no le vota a él y deja que siga Manuela Carmena. Porque Villacís, como recordó Casado, quedó tercera en las elecciones del 26 de mayo. 

La propia Carmena ve muy claro que Martínez-Almeida será el próximo alcalde. De hecho este miércoles se celebró un ágape de despedida en las dependencias del Ayuntamiento de la capital y una cámara de Telemadrid pilló una conversación informal entre ambos en la que la aún regidora le cedía el bastón de mando de forma oficiosa. 

Durante su encuentro, cuando se creían lejos de oídos indiscretos, Carmena le indicó al popular que "puede desmontar" lo que hay en su despacho, pues entendía que quisiera un espacio "estilo Gallardón".

Martínez-Almeida se acercó a Carmena por la "casualidad" de haberse encontrado con su hermana "el otro día". "Nos quedamos mirando y dije: me suena de algo", reaccionó la de Más Madrid.

Ante ello, el popular le contó que es "rubita y tal" como él y que tienen "la misma carita". "Puedes desmontar lo que yo había puesto, te quiero decir, porque yo creo que tú vas a querer tener un despacho estilo Gallardón, me imagino", apostilló a renglón seguido Carmena.

El que será nuevo alcalde madrileño, salvo sorpresa, le respondió tres veces que no. Ante esta negativa, la alcaldesa en funciones apunto: "Bueno, yo creo que sí", para añadir a continuación que era "una alternativa para que se pueda desmontar". "Si quieres, yo te explico cómo lo tienes que hacer", le insistió. 

Ambos se emplazaron a tomar un café tranquilamente. 

Carmena no ha perdido el tiempo desde que las urnas le dieron una victoria insuficiente para gobernar. En estas semanas ha concedido subvenciones por valor de casi 6,5 millones de euros, la mayoría a entidades afines, tal y como desveló y detalló ESdiario el martes

Comenta esta noticia
Update CMP