20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias monta en cólera al conocer la venganza que trama Bescansa a su espalda

Bescansa, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso.

Bescansa, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso.

Tras su defenestración por denunciar la complicidad con el independentismo, la exsecretaria de Análisis Político y Programa mueve ficha. Y desata el nerviosismo del líder morado.

Lejos de resignarse a convertirse en una purgada más de Pablo Iglesias, Carolina Bescansa ha decidido plantar batalla. Después de que hace unas semanas sacudiera los cimientos del partido morado con su denuncia -"hablamos demasiado a los catalanes y muy poco al resto de españoles"-, entre el absoluto menosprecio de la dirección de su formación, la exresponsable de Análisis Político y Social, Programa y Proceso Constituyente ha decidido moverse.

Según confirman a ESdiario fuentes de Podemos, con encuestas "aterradoras" sobre la mesa, Bescansa ha comenzado a sondear a dirigentes y direcciones territoriales en busca de una tercera vía, que devuelva a la formación morada a sus esencias fundacionales.

Una hoja de ruta que podría arrancar el 22-D si, tal como revelan sondeos internos elaborados por el equipo de la propia Bescansa, Podemos y los Comunes obtienen un resultado en Cataluña muy por debajo de sus expectativas.

"Si  se confirman las encuestas y Domenech se convierte en el quinto o sexto, -ojo a la CUP- líder del Parlament, los cuchillos van a volar en Madrid. Porque a Pablo hay ya mucha gente que le ha perdido el respeto y le tiene ganas. Y como pretenda dar el gobierno al independentismo, va a haber batalla", afirman las citadas fuentes.

La gota que ha colmado el vaso se produjo la pasada semana cuando Iglesias impuso a sus 71 diputados, con más de la mitad en contra, el recurso contra la aplicación del 155 ante el Tribunal Constitucional. Fue considerado para muchos diputados, entre ellos Bescansa, la "voladura" de Podemos como partido de carácter nacional. 

Como adelantó ESdiario la pasada semana, muchos dirigentes cercanos a la exsecretaria de Análisis Político acusan a Iglesias de haber abandonado el espacio electoral que hizo crecer a Podemos hasta acariciar el sorpasso al PSOE -la izquierda y la agenda social- para convertirse en cómplice del independentismo y del nacionalismo.

Una escena que no se produce en los últimos tiempos: la comunicación fluida entre Carolina Bescansa y Pablo Iglesias.

 

Los primeros pasos de Bescansa, que inició su gira de toma de contacto en Sevilla  el pasado 24 de noviembre y en la que ha visitado al menos tres agrupaciones más, han sido para sondear a las direcciones autonómicas y locales de Podemos, donde se ha desatado el pánico ante la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas donde la formación morada se juega  en realidad su futuro. Su próxima cita será este fin de semana en Alicante.

Son los llamados alcaldes del cambio y los Anticapitalistas de Miguel Urbán y Teresa Rodríguez los primeros que se han interesado por el paso al frente de Bescansa, todavía en fase muy preliminar.

Pero con Bescansa, este sector mayoritario de Podemos comparte algunas prioridades: devolver la estrategia política a la agenda social y a la desigualdad; alejarse de los nacionalistas, recuperar la estructura de círculos y bases en la toma de decisiones, y volver al trabajo político en el Congreso y en las instituciones.

Iglesias, que ha derivado para muchos de los suyos en un líder autoritario, no se fía y sigue de cerca los movimientos de Bescansa y su grupo de fieles. Pero sabe que Vistalegre II está amortizado y que de las elecciones catalanas y su personalísima estrategia depende que los cuchillos vuelvan a volar en Podemos.

Comenta esta noticia
Update CMP