14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Todas las claves para combinar los calcetines sin arruinarte el look

Los hay de todas clases y colores, lisos y estampados, clásicos y atrevidos, pero no todas las combinaciones son válidas. ¿Sabes cómo sacarles partido?

Los calcetines han pasado de ser los "hermanos aburridos" de cualquier look, en los que solo reparábamos si desentonaban de una manera estrepitosa, a convertirse en un complemento que cobra protagonismo y al que debemos prestar la misma atención que a cualquier otra prenda. Con un poco de vista podemos conseguir que den uniformidad al conjunto o que rompan su monotonía, pero para conseguirlo hay que tener en cuenta unas cuantas claves:

1. Sí a los pantalones, no a los zapatos

Es la eterna duda ¿ para elegir los calcetines adecuados tenemos que fijarnos en los pantalones o en los zapatos?. La opción correcta es la primera, y la explicación es muy sencilla: al prolongar con los calcetines el color de los pantalones las piernas parecen más estilizadas, mientras que si los combinamos con los zapatos, el "corte" visual se producirá mucho más arriban y el efecto que conseguiremos será el de unas piernas más rechonchas. Si no tienes calcetines del mismo color que los pantalones, elige unos de la misma gama pero en un tono más oscuro.

Foto: Gossip Fashion week

 

2. Dúo con la corbata

Otra opción es que vayan a juego con la corbata. Esta combinación es una de las más elegantes siempre y cuando el color sea exacto –nada de aproximaciones– y no  demasiado chillón (fuera los fucsias, los naranjas y los turquesas). Podemos jugar con los estampados, pero atención: sólo en uno de los dos complementos. Si los calcetines llevan rayas, la corbata debe ser lisa y viceversa. Por supuesto, si hablamos de prendas de etiqueta, como el esmoquin o el chaqué, esta combinación no es válida: los calcetines deben ser negros y de seda. 

Foto: Siatibox

 

3. Adiós al blanco

Claro no quiere decir blanco, y es que los calcetines en tonos suaves están permitidos si los combinamos con un pantalón beige o crema. Los blancos hay que reservarlos sólo para llevarlos con deportivas.

calcetines_claros

Foto: Oro Noticias

 

4. Cada oveja con su ¿pareja?

Cualquier madre prohibiría esta combinación y hay que estar muy seguro de uno mismo para atreverse con ella. Si te decides a probar, hazlo con calcetines de colores llamativos porque los oscuros darán la impresión de que te has equivocado al ponértelos. Elígelos lisos y de colores muy diferenciados, y combínalos con un outfit monocromo para que toda la atención se centre en ellos..  

Foto: Divinity

 

5- La ropa de sport permite todo tipo de variaciones siempre y cuando sigamos la regla de no mezclar estampados. Si llevas una camisa, un sueter o un blazer  a rayas, puedes probar con unos calcetines lisos en uno de los tonos de las rayas; si por el contrario eres más de colores lisos, arriesga con unos zapatos de cordones y calcetines con un estampado divertido que refleje tu personalidad y te dé un toque "canalla".

Foto: Pintarest

 

6- Las texturas también son importantes: con trajes de tweed y pantalones de pana, los calcetines que mejor casan son los de lana y estampado a rombos; los de tejido grueso solo deben llevarse con zapatos de cordones, y los muy finos, tipo ejecutivo, sólo con mocasines.

 

7- La última clave es fundamental y es de las que no admiten peros: sean como sean los calcetines que lleves, nunca deben dejarte la espinilla al descubierto cuando te sientes o te ates los zapatos 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP