29 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ana Soria aparecerá el próximo jueves en la corrida de El Puerto de Santa María

Ana Soria

Ana Soria

La joven almeriense ha sido la gran ausente este pasado fin de semana en la vuelta de Enrique Ponce a los ruedos. Una situación que, sin embargo, podría acabar muy pronto.

 

 

Si no hay cambios de última hora, ya hay día y hora para la primera aparición de la novia de Enrique Ponce en los ruedos. Será el próximo jueves en El Puerto de Santa María. Allí hará su primera aparición taurina la mujer más buscada de los últimos tiempos. Esta semana, el diestro de Chivas tiene tres tardes de faenas, hoy será en Huelva, mañana en Plasencia en la corrida de toros de Movistar Toros y el próximo jueves en el Puerto de Santa María (Cádiz).

El escenario del Puerto de Santa María es el que mayor expectación crea para el mundo taurino en periodo veraniego. El año pasado fue todo un éxito la tarde de toros en este rincón gaditano. En aquel momento Paloma Cuevas lo esperaba con su familia común en un hotel. Paloma esa noche se marchó a la finca. Y Enrique a Motril a otra corrida. Este año, la expectación será la misma y el éxito con total probabilidad también pero desde dos vertientes, desde el mundo de la tauromaquia y desde el mundo de la "beautiful people". Ana Soria se presenta en sociedad y ante el mundo como la novia del diestro de Chivas.

Ana Soria y Enrique Ponce

Según información de ESdiario, Ana Soria estará muy arropada por su familia y por la gente cercana de Enrique a la que ya conoce. Será la puesta de largo de la mujer que ha cambiado la forma de actuar y de expresar sus sentimientos al menos en redes sociales. Enrique Ponce ya no tiene 48 años. Es un adolescente con ganas de demostrar al mundo que "sí se puede" cuando se llega a la mitad del siglo.

Enrique Ponce ha llegado a la temporada de verano con fuerza. Este fin de semana ha salido triunfante tanto en Osuna (Sevilla) como en Navas de San Juan (Jaén). La segunda de las tardes fue de las tardes grandiosas para Enrique Ponce. Toreó a 4 toros de su ganadería y cortó 6 orejas y 1 rabo. Tanto la tarde del sábado como del domingo abrió la puerta grande. Una puerta que no sería tan grande para quien durante 24 años ocupó su corazón, Paloma Cuevas.

La todavía mujer de Enrique Ponce se encuentra  a pocos kilómetros de la plaza de toros de Navas de San Juan donde se ubica la finca donde han pasado los mejores años de su vida y donde han pasado juntos el confinamiento. Enrique Ponce ha estado acompañado este pasado fin de semana de sus grandes e inseparables amigos que no lo abandonan nunca.  Entre ellos el comunicador Ramón García. Un amigo que siempre será el hombro de acero de Enrique Ponce y Paloma Cuevas.

Comenta esta noticia