06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos juega a dos barajas y da alas a esta arriesgada operación contra el PNV

Pablo Iglesias en una reunión en Ajuria Enea con el lendakari, junto al líder de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

Pablo Iglesias en una reunión en Ajuria Enea con el lendakari, junto al líder de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez.

La candidata a las elecciones vascas que patrocina Iglesias contra la aspirante oficial defiende en vísperas del 5-A una alianza entre los morados, PSOE y Bildu para echar a Urkullu.

Mucho se está hablando, convocadas ya las elecciones en el País Vasco y Galicia para el 5 de abril, sobre las posibles alianzas viables en el centroderecha. En concreto, si PP y Ciudadanos tejen complicidades para concurrir unidos a unos comicios muy importantes para el futuro de España.

Sin embargo, en el País Vasco, el escenario da para otras estrategias, dado que la mayoría absoluta se le hace mucho más díficil a Íñigo Urkullu -más bien imposible-, que al popular Alberto Núñez Feijóo.

Y en un escenario tan atomizado como el de la política española, con Pedro Sánchez dependiendo de mil y un factores, cada anuncio se mira con lupa. Y el PNV tiene la mosca detrás de la oreja. Un precedente y unas manifestaciones le han puesto en alerta. El antecedente: el pacto entre el PSE y Bildu en el Ayuntamiento de Irún. Municipio clave.

El aviso, el de la aspirante a candidata a lendakari de Podemos, Miren Gorrotxategui, dispuesta a alcanzar la cabeza del cartel de los de Pablo Iglesias a lomos de una propuesta: un pacto entre Podemos, PSOE y Bildu para echar al PNV del Gobierno Vasco. Palabras mayores.

La situación es la siguiente. Hace apenas un mes, el PSE traicionó al PNV y pactó los presupuestos de Irún con los de Arnaldo Otegi. Tanto socialistas como peneuvistas se afanaron a limitar los daños a ese municipio.

Mientras, de forma paralela, Podemos salió al auxilio de Urkullu en el Parlamento Vasco alcanzando un acuerdo para los presupuestos autonómicos de este año. Que ahora son papel mojado tras el adelanto electoral.

Y en estas, la candidata de Podemos Euskadi Rosa Martínez ha sido cuestionada desde la cúpula de Pablo Iglesias -junto a su líder, Lander Martínez- hasta el extremo de que Madrid que ha impuesto a su favorita para las primarias, la exdiputada en el Congreso, Miren Gorrotxategi. En estas últimas horas, esta ha apostado por una alianza con el PSE y Bildu para desalojar al PNV del Palacio de Ajuria Enea.

 

La candidata que patrocina Iglesias para las elecciones vascas, Miren Gorrotxategui. (A la izquierda).

 

En el equipo de Gorrotxategi no ocultan las dificultades, más aún tras el pacto entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Pero avalan explorar el pacto por la izquierda ya que "los escenarios cambian en función  de la correlación de fuerzas".

En el PNV no se fían para nada ni de Sánchez ni de Iglesias. Y con los números sobre el papel reconocen que las cuentas dan.

Con la actual configuración de la Cámara de Vitoria, el anhelo de ese sector de Podemos es viable. Bildu (18), Podemos (11) y PSE (9) suman los 38 diputados que dan la mayoría absoluta. PNV y PSE suman 37, la precariedad que ha conducido a los comicios adelantados del 5 de abril.

 

Comenta esta noticia