29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El FMI desmiente a Calviño y vaticina para España la peor recesión del planeta

Sánchez junto a su vicepresidenta económica en una imagen de archivo.

Sánchez junto a su vicepresidenta económica en una imagen de archivo.

El organismo revisa al alza sus previsiones de 2020 para todas economías desarrolladas menos para la española, que se queda rezagada con una pavorosa caída del PIB del 12,8%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha actualizado este martes sus previsiones macroeconómicas mundiales y pinta un panorama desalentador para España, por más que el Gobierno de Pedro Sánchez anuncie brotes verdes y una recuperación en uve... asimétrica. 

El organismo que preside Kristalina Georgieva ha mejorado sus estimaciones de 2020 para todos los países desarrollados por las buenas perspectivas del tercer y cuarto trimestre, menos para España. El FMI certifica que España será el país con la mayor recesión de este año, al situar la caída de su PIB en el 12,8%.

Por contra, la caída mundial media será del 4,4%, frente al 5,2% que pronosticó en junio. En cuanto a los países vecinos, Italia caerá un 10,6%, Francia el 9,8% y Alemania el 6%.

En el lado positivo, o menos malo, para 2021 estima que el PIB español crecerá un 7,2%, siendo la economía que más crecerá en la eurozona. Porque viene de muy abajo y por tanto la progresión inicial será mayor.

El paro es y seguirá siendo el gran problema de la que es la cuarta economía de la zona euro. El FMI calcula que este año en el 16,8%, frente al 14,1% observado en 2019. Y lo peor es que las perspectivas para 2021 no son mejores: idéntico 16,8%, según se desprende del informe Perspectiva Económica Mundial.

A todo esto empiezan a surgir en Alemania voces que llaman a endurecer las condiciones de los 140.000 millones de euros que teóricamente ha de recibir España de los fondos europeos. Hace unos días el principal diario económico alemán, el Handelsblatt, publicaba un artículo en el que abría el debate al señalar: "La élite política española no está en condiciones de seguir una política racional que merezca este nombre".

Comenta esta noticia