06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alsina desarma a Iglesias en Onda Cero con una pregunta que revela su hipocresía

Los dirigentes morados son muy asiduos a citar ejemplos con nombres y apellidos de personas muy concretas para justificar y argumentar sus decisiones políticas... pero siempre que les cuadre

Este miércoles, 20 aniversario del espeluznante asesinato de Miguel Ángel Blanco, Podemos se llevó una buena sarta de palos mediáticos en forma de columnas demoledoras por negarse a poner pancartas de homenaje a víctimas concretas...

Pero fue una pregunta retórica la que pulverizó definitivamente la imagen de Pablo Iglesias y destapó su doble rasero con las víctimas de terrorismo. Carlos Alsina protagonizó un demoledor monólogo en el programa de Onda Cero Más de Uno en el que desmontó el argumento de Podemos de no concretar a la hora de homenajear a las víctimas: "Demos por hecho que nunca más volverá a homenajear Podemos a Salvador Puig Antich. No vaya a parecer que hay muertos por la dictadura franquista de primera y de segunda. No me hablen del estudiante Ruano, que va a ser menosprecio a los otros detenidos que murieron en circunstancias extrañas. No me citen ya más a Rosa Parks, no vaya parecer que le dan a ella más relevancia que a los demás negros que, en Estados Unidos, se rebelaron contra la injusticia y la discriminación racial. No mencionen más de Rodney King: hablen, si acaso, de todas las víctimas de los abusos policiales en Los Ángeles. Sin destacar ninguna. No fastidien". 

Alsina ironizó con las grandes frases de Podemos: "No hay víctimas de primera y de segunda. Es una buena frase. Podría haberle añadido esta otra que dice que, en realidad, no hay dos víctimas iguales. Me cuesta creer que para Pablo, y para casi todo el mundo, signifique lo mismo Blanco, Miguel Ángel que Blanco, Carrero Blanco. Pero oye, a los dos los mató ETA". 

A su juicio, "lo que hay —y esto lo sabe Pablo porque se subió a la tribuna del Congreso el día de su investidura frustrada para predicar que hay que conocer nuestra historia— son momentos en la historia de un país que suponen un hito y que como tal hito se recuerdan. En el caso de Miguel Ángel, con la empatía que generó aquella injusticia, aquel crimen horrendo, y con el orgullo con que se vivió entonces la rebelión cívica contra los cómplices de ETA". 

Y comenzó la enumeración de preguntas retóricas que han puesto la cara roja al líder de Podemos: "No hay víctimas de primera y de segunda. El nombre de Jesús Cuesta, ¿qué le dice a Pablo Iglesias? ¿Y el de Domingo Puente? A usted mismo, o a mí: Modesto Rico, ¿le suena? José Manuel García Fernández. ¿Sería usted capaz de decir algo de él? Yo tampoco. Son cuatro nombres que he extraído de la lista de asesinados en los meses previos a Miguel Ángel Blanco. José Manuel García Fernández era un guardia civil al que mataron de un disparo en la nuca en un restaurante de Vizcaya. Mayo de 1997. El anterior, en la lista, a Miguel Ángel Blanco". 

En su opinión "uno puede envolverse en esta actitud tan digna de yo no hago distingos entre unas víctimas y otras. Pero eso es sólo camuflaje. Pregunta: ¿es capaz de citar Pablo Iglesias por su nombre a cada una de las personas que fueron asesinadas por ETA? Respuesta: no. Ni él, ni nadie. ¿Es capaz de explicar quién fue y qué le sucedió a Miguel Ángel Blanco? Respuesta: por supuesto. Él y casi todos los españoles que entonces tuvieran 18 años". Todavía tenía Alsina otro par de preguntas demoledoras: "¿A quién, a quienes, dígame sus nombres, les molesta que se ponga una pancarta en memoria de Miguel Ángel Blanco? ¿Y qué es exactamente lo que les molesta?".

Comenta esta noticia
Update CMP