19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Otra prueba demoledora demuestra cómo Sánchez miró para otro lado por el 8M

Pedro Sánchez y Fernando Simón

Pedro Sánchez y Fernando Simón

Nueva documentación desmonta el relato de Moncloa sobre la imposibilidad de prever la pandemia y evidencia que conocían la gravedad pero optaron por no tomar medidas.

El 24 de enero, el Gobierno de Sánchez ya era plenamente consciente de la gravedad que podría tener el coronavirus y de las medidas de prevención que hubiera sido necesario aplicar. Pero prefirió desechar la advertencia que, a más inri, le hizo llegar el propio Ministerio de Sanidad.

Un documento reproducido por La Razón, en plena tormenta por la decisión judicial de investigar el 8M, viene a sumarse a la cadena de errores o negligencias que el Gobierno cometió, documentados en una larga lista de avisos internacionales que incomprensiblemente desatendió: desde notas de la OMS hasta consejos de la Organización Médica Colegial y de la Unión Europea, hasta un número de 40 que se desecharon hasta pasado el 8M.

Este informe tiene especial relevancia porque lo hizo el departamento de Fernando Simón, el mismo portavoz que, en público, negó en esas fechas el peligro, desaconsejó el uso de mascarillas y limitó el impacto de la epidemia a "casos aislados".

 

En realidad, él y su equipo redactaron un documento en el que, además de reclamar un control estrecho de viajeros procedentes de China, ya reconocía el riesgo del "contacto estrecho" a efectos de contagio. Algo difícilmente compatible con permitir, un mes y medio después, concentraciones masivas como la del 8M y otros eventos culturales, deportivos o políticos de masas.

 

 

Simón decía una cosa en privado y otra en público

En ese informe ya se advertía sobre la necesidad de establecer vigilancia epidemiológica a cualquier persona "que haya proporcionado cuidados a un caso confirmado mientras el caso presentaba síntomas", algo que no se hizo hasta el punto de demorarse muchas semanas la realización de test incluso a médicos y enfermeras.

El informe revelado por La Razón, que al parecer fue eliminado de la web pública del Ministerio de Sanidad, se suma así a otros avisos internacional de la OMS o incluso a una nota de la Unión Europea, fechada a 5 de marzo, en la que se desaconsejaban con rotundidad las aglomeraciones y se sugería imponer la "distancia social".

Comenta esta noticia