25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Si TVE elige el mismo día que Atresmedia para su debate será un felpudo del PSOE

Casado, Rivera e Iglesias no deben faltar al debate de Atresmedia ni permitir que TVE elija el mismo día, para obligar a Sánchez a acudir a ambos debates por decencia y respeto al votante.

 

 

Ningún presidente ha tenido jamás la desfachatez de Pedro Sánchez para hacer y decir lo uno y lo contrario, sin ningún pudor, ni para convertir las instituciones y los recursos públicos en una mera herramienta privada al servicio de sus intereses personales.

La gota que ha colmado un vaso ya rebosante es su bochornoso juego sucio con los debates electorales, que son un derecho de los ciudadanos y una obligación de los políticos sorprendentemente carente de regulación legal.

Con la insólita complicidad de la Junta Electoral, convertida en un apéndice de la táctica electoral del PSOE, Sánchez intenta no mantener ningún debate o celebrarlo en las mejores condiciones para él, que suelen ser las peores para que la ciudadanía disponga de las mejores.

Un bochorno

El espectáculo de negativas, confirmaciones, aplazamientos y desplantes es indigno de cualquier aspirante a la presidencia del Gobierno, pero especialmente de uno que hizo de la necesidad de transparencia, participación y diálogo una excusa para llegar a La Moncloa pese a la negativa de los votantes a auparle a esa posición en las urnas.

Si RTVE se presta a convocar ahora su debate el mismo día que Atresmedia, quedará confirmada su evidente subordinación al PSOE

No hay que engañarse: Sánchez no quiere debatir, y por importante que sea este formato para el resto de candidatos, no deben auxiliarle para hacerlo en las condiciones caprichosas que él pretenda imponer.

En ese sentido, es un acierto de Casado, Rivera e Iglesias haber reafirmado su presencia en el debate convocado por Atresmedia, y otro su disposición a participar en otro en RTVE y a no aceptar que, en el de Antena 3 y La Sexta, nadie acuda en sustitución de Sánchez.

El papelón de RTVE

De ahí no deben moverse, por higiene democrática y respeto a la ciudadanía. Si RTVE se presta a convocar ahora su debate el mismo día que Atresmedia, quedará confirmada su evidente subordinación a las necesidades del PSOE.

Y si, por elemental vergüenza, escoge otro día, no hay ninguna razón para que todos acudan a ambos. Que es lo exigible, llegados ya a este vergonzoso punto, tan indigno de una democracia sana como definitorio de un político cesarista, caprichoso y ofensivo para los ciudadanos, sean del color ideológico que sean.

Comenta esta noticia
Update CMP