20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE y Podemos "celebran" el Día del Libro en Alcalá quemando un Quijote

La falla con un Quijote y Cisneros, quemada por el Ayuntamiento de la ciudad natal de Cervantes

La falla con un Quijote y Cisneros, quemada por el Ayuntamiento de la ciudad natal de Cervantes

En la ciudad natal de Miguel de Cervantes, cuyo "Ayuntamiento del cambio" es famoso por coleccionar imputados, se ha quemado una falla valenciana con el Quijote y Cisneros dentro.

Alcalá de Henares (Madrid) no es Valencia, pero el "Ayuntamiento del cambio" gobernado por PSOE y Podemos no ha dudado en tirar de fuego para conmemorar, estrambóticamente, el Día del Libro. La patria chica de Cervantes, el lugar donde Nebrija impulsó la Gramática y medio Siglo de Oro pasó por su Universidad, ha tenido la idea de obviar la universalidad de esos hitos y convertir la quema de una falla en su gran acontecimiento.

 

En concreto, encargó una falla en la que aparecía un Quijote recostado y el Cardenal Cisneros para conmemorar el 23 de abril y la concesión al municipio, hace 20 años, del título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, pese a que el aniversario exacto fue el pasado mes de diciembre.

Según las imágenes que el propio Ayuntamiento complutense difundió en las redes sociales, el acto consistió en colocar el montaje en una plaza céntrica de la ciudad, rodeada por vallas y junto a los juzgados, para prenderle fuego delante de cientos de vecinos.

 

 

El Consistorio no explica la relación existente entre Cervantes, las letras españolas y una falla valenciana y se limita a presumir en sus perfiles públicos del éxito de convocatoria de vecinos a un acontecimiento gratuito. No es la primera vez que las autoridades locales dan la nota con una figura universal, convirtiéndola en una celebración estrictamente local pese a su dimensión internacional.

 

El curso pasado, coincidiendo con el Año Cervantes, el mismo "Ayuntamiento del cambio" que se hizo célebre en toda España por albergar una fiesta pornográfica en dependencias municipales, limitó la efemérides a poco más que hacer grafitis gigantes en edificios visibles e incluso tuvo que suspender su acto central, una especie de gran pasacalles cervantino, en medio de un gran escándalo por haber anunciado quién iba a ser la empresa organizadora antes de que se fallara el concurso público.

El otro "hito" cervantino fue colocar un ancla de barco en una rotonda, en supuesto homenaje a la batalla de Lepanto.  Alcalá es, junto a la vecina Meco, la cuidad de España más alejada del mar, lo que crea perplejidad en el vecino que ve tan estrafalario adorno como excusa para conmemorar una cita cosmopolita que pasó sin pena ni gloria.

 

 

La teniente de alcalde de Alcalá, de Podemos, incluso presumió de que en la quema del Quijote y de Cisneros no hubo incidentes

 

Alcalá de Henares está gobernada por una coalición de PSOE, una marca blanca de Podemos y una expulsada de IU y es, tal vez, el consistorio español con mayor número de imputados: hasta siete de los catorce concejales del Gobierno, incluido el alcalde Javier Rodríguez Palacios, están imputados en distintas causas o tienen problemas legales fruto de su gestión.

Comenta esta noticia
Update CMP