12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Santiago Abascal hunde sin piedad el intento de boicot sindical y triunfa en TVE

Santiago Abascal durante su entrevista en TVE con Carlos Franganillo

Santiago Abascal durante su entrevista en TVE con Carlos Franganillo

A pesar del conato para vetar al líder de Vox en los pasillos de la cadena pública, no solo salió airoso de la emboscada sino que hasta le vino bien para lo suyo. La jugada le salió redonda.

Santiago Abascal se sentó este jueves en La Uno de TVE para ser entrevistado por Carlos Franganillo en la segunda edición del Telediario. Se trataba de la primera entrevista del líder de Vox en el Informativo del ente público, donde respondió a las preguntas del periodista en un cara a cara que la cadena incluyó en la serie de entrevistas que ya había iniciado con Pedro Sánchez y Pablo Casado.

A pesar de que la sección sindical de CCOO había pedido que dicha entrevista se anulara ya que consideraba que suponía un "blanqueo democrático impropio de un medio público", ésta se llevó a cabo y logró unos datos de audiencia que pusieron a TVE por las nubes. Abascal logró que la cadena cosechara un 11,7% de cuota de pantalla y reunió a 1.961.000 espectadores. Por su parte, Casado registró en su día un 8,5% de share y 1.410.000 seguidores, mientras que Pedro Sánchez anotó un 11,4% y 2.044.000 fieles.

 

Una entrevista en la que el líder de Vox habló sobre temas como la inmigración, exponiendo que las devoluciones de inmigrantes que saltan la valla en Melilla deben hacerse "en caliente, templado o frío". Abascal sostuvo que hay que "lanzar el mensaje al mundo" de que a España no se entra ilegalmente, sino "llamando a la puerta". Así pues, remarcó que los inmigrantes que salten la valla "deben ser expulsados".

Santiago Abascal durante su entrevista en TVE con Carlos Franganillo

Una charla en la que el político reivindicó una vez más la aplicación del pin parental en comunidades como Murcia y Madrid. Según expuso Abascal, Vox defiende "la posición valiente de muchos padres", mientras que PP y Ciudadanos "tienen miedo" de que la izquierda les tache de "homófobos" si aplican el pin parental.

El líder de Vox insistió una vez más en que los progenitores deben educar "según sus convicciones". Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de "denunciar el acercamiento de la sexualidad a los menores" ya que considera imprescindible "respetar su inocencia".

Comenta esta noticia