25 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Villarejo prepara otro cañonazo tras la decisión del juez de dejarle en prisión

El excomisario José Manuel Villarejo, en su entrevista en "Salvados" antes de ingresar en prisión.

El excomisario José Manuel Villarejo, en su entrevista en "Salvados" antes de ingresar en prisión.

El instructor de la operación Tandem en la Audiencia Nacional, Diego de Egea, reprocha al excomisario su falta de colaboración. Todo el mundo espera ahora una nueva andanada.

Pese a sus supuestas maniobras en la oscuridad, para el excomisario José Manuel Villarejo, la tercera no ha sido la vencida. El juez de la Audiencia Nacional que instruye la operación Tándem denegó este viernes la libertad provisional que había pedido la defensa del antiguo superpolicía de las cloacas de Interior.

Pero el magistrado Diego de Egea no se ha limitado a ratificar la permanencia en la cárcel de Villarejo, en la que cumple prisión provisional desde noviembre del pasado año, sino que, además, en un auto demoledor acusa al imputado de obstaculizar su investigación en una causa que intenta demostrar la red mafiosa liderada por el excomisario y los posibles delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y cohecho que la Fiscalía Anticorrupción le atribuye.

En su auto, el juez argumenta que la permanencia de Villarejo en la cárcel "sigue siendo absolutamente proporcionada a la gravedad de los delitos presuntamente cometidos" y también, adelanta, "de las penas que se pudieran imponer en una eventual sentencia condenatoria".

Además, el magistrado le reprocha al policía su "absoluta falta de colaboración" con la instrucción del procedimiento, "ante los requerimientos realizados por el juzgado en orden a determinar el riesgo implícito meramente anunciado por el investigado, sobre los archivos de información que dice ser clasificada relativa a la defensa o seguridad nacional, omitiendo los archivos que deberían de ser excluidos del procedimiento así como las razones de ello".

El juez recuerda que existen ya seis piezas separadas de la investigación central, en el marco del llamado caso Tándem, más conocido como caso Villarejo. Se trata las denominadas como Iron, Land, Carol ( la relacionada con Corinna y el Rey Juan Carlos), Cooperación Internacional y Moncloa.com (la que salpica a la ministra de Justicia, Dolores Delgado y al exjuez Baltasar Garzón).

Precisamente a su estrategia desesperada para salir ya de prisión, el Gobierno y el PSOE ha atribuido a Villarejo las polémicas grabaciones sobre su comida con Delgado y Garzón. Unas grabaciones que en las últimas horas han llevado a la unidad de Asuntos Internos de la Policía a abrir una nueva investigación sobre las presuntas relaciones entre el excomisario y la web Moncloa.com.

Sin embargo, como ha informado ESdiario en las últimas semanas, otro importante sector del PSOE atribuye al "fuego amigo" la filtración de los polémicos audios.

En las últimas horas, esta trama ha puesto en el centro de la polémica al exsecretario general y exministro Alfredo Pérez Rubalcaba, por presuntas maniobras en la preparación de la primera fase de la operación Gürtel, en la que -según el testimonio de Villarejo-, participaron además el propio juez Garzón y el comisario José Luis Olivera entonces máximo responsable de la UDEF.

De hecho, algunos de los condenados en la primera pieza están en estos días formalizando la petición de nulidad de la causa.

Y con el siniestro excomisario forzado a pasar sus segundas navidades en su celda en la cárcel de Extremera, el Gobierno y el PSOE contienen el aliento ante una posible exhibición de Villarejo. Su hemeroteca abarca tres décadas de los trabajos más sucios en las cloacas del Estado. Y quien más quien menos se tienta a esta hora la ropa.

Comenta esta noticia
Update CMP