17 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carta de 66 diputados del PSOE para enredar a Casado y respuesta letal del PP

Sánchez y Casado, antes del encuentro que mantuvieron este martes en el Congreso

Sánchez y Casado, antes del encuentro que mantuvieron este martes en el Congreso

En previsión de que el pacto con el "socio preferente" Pablo Iglesias no termine de prosperar, los socialistas se afanan ahora en explorar a fondo la vía de la abstención del PP.

Aunque ya se ha lanzado algún mensaje velado al PP y ahora que la negociación con su "socio preferente" que es Podemos se pone mucha más cuesta arriba, el PSOE va a comenzar a explorar a fondo la vía de la abstención para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez. Y el primer movimiento serio para presionar a los populares ha sido una carta.

 
Así, un total de 66 diputados de la pasada legislatura han firmado un escrito en el que piden a los parlamentarios del PP que se abstengan "sin condiciones" para que gobierne Sánchez igual que hizo el Grupo Socialista en 2016 para que gobernara Mariano Rajoy. Afirman que se trata de aplicar "reciprocidad", no de que apoyen las políticas del PSOE.

"Eso que hicimos nosotros es un activo del PSOE, de todo el PSOE. Por eso os podemos decir legítimamente que ahora es el momento de la reciprocidad", afirman en el texto en el que señalan que, si el PP no es capaz de formar una mayoría de investidura con más votos que el PSOE "sería razonable" que se abstuvieran "sin condiciones" como hicieron ellos.

"No os pedimos que asumáis nuestros valores o apoyéis nuestras políticas. Os pedimos que no bloqueéis la formación de gobierno. No os pedimos la abstención a favor de un gobierno socialista. Os pedimos que os abstengáis para que España tenga un gobierno. No os pedimos que hagáis nada que no hayamos hecho antes nosotros", alegan en el citado documento firmado, entre otros, por José Luis Ábalos y Adriana Lastra, que se abstuvo "por imperativo" en la votación para hacer presidente a Rajoy.

Durante la votación del último presidente del Gobierno del PP en 2016, 15 de los 84 diputados socialistas rompieron la disciplina y votaron en contra de investir al candidato popular. Ahora la carta está firmada por 66 de los 69 que se abstuvieron entonces.

 

Los diputados socialistas apelan a esta abstención para recuperar parte de la cultura política que hizo posible la Transición y que inspiró la Constitución.

"En política es tan importante lo que se dice como quien lo dice. No hablamos de oídas, sino de lo vivido. Quienes firmamos esta carta sabemos bien lo difícil que es hacer el camino que os pedimos que hagáis, pero es posible hacerlo, y es honorable", recalcan.

La respuesta del PP no se ha hecho esperar. "Pedro Sánchez, entonces líder de la oposición, se opuso frontalmente a la abstención del Partido Socialista, hasta el punto de que dimitió como diputado en 2016 para no tener que abstenerse en la elección de Rajoy como Presidente del Gobierno. Margarita Robles, Meritxell Batet o Manuel Cruz, por ejemplo, votaron No en esa investidura", recuerdan en Génova.

"Pedro Sánchez buscó el apoyo de los partidos independentistas para echar a Rajoy y hacerse con la presidencia del Gobierno en la moción de censura, rompiendo ese espíritu de colaboración constitucionalista al que ahora apelan los diputados socialistas", añade.

"Sánchez se apoyó en las formaciones políticas independentistas que defendían la ruptura unilateral de la unidad de España para ser presidente del Gobierno. No es de recibo que quien hizo eso ahora solicite el apoyo del Partido Popular para su investidura", concluyen los populares.

 

Comenta esta noticia
Update CMP