30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La pelea entre socialistas y el BNG por quedar segundos catapulta a Feijóo

Feijóo y Casado el pasado fin de semana en Galicia.

Feijóo y Casado el pasado fin de semana en Galicia.

Divide y vencerás, como dice el refrán. El candidato popular tiene pie y medio puestos en su cuarta mayoría absoluta mientras el PSdeG se hunde en los confines de la tercera posición.

Alberto Núñez Feijóo tiene pie y medio puesto en su cuarta mayoría absoluta. En el PP están convencidos de que no se les escapa. Mucho más convencidos de lo que lo estaban en marzo, cuando hubo que suspender las elecciones gallegas y vascas de abril por el estado de alarma. 

Hasta el CIS de José Félix Tezanos daba este miércoles al barón popular más veterano una holgada victoria de entre 40 y 42 escaños (la mayoría absoluta está en 38). 

Además de los méritos propios en la gestión de la crisis del coronavirus, a favor de Núñez Feijóo está jugando la pelea a brazo partido entre el PSdeG y el BNG por ver cuál de los dos queda segundo, según los análisis que hacen en Génova 13.

Los socialistas están desolados. Encuesta tras encuesta han visto cómo el nacionalismo gallego, con la carismática Ana Pontón a la cabeza, les ha ido comiendo terreno hasta estar en seria disposición de quedar segundos, por delante del PSdeG de Gonzalo Caballero.

Caer hasta la tercera posición supondría un auténtico mazazo para Pedro Sánchez, en la que será su primera reválida en las urnas después de haber entrado en La Moncloa del brazo de Pablo Iglesias

En Ferraz no quieren ni oír hablar de ello. Este jueves La Voz de Galicia publica una entrevista en la que le pregunta al ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, si los socialistas firman el segundo puesto (es a todo lo que pueden aspirar a la luz de los sondeos). Y él responde ofendido: "Nosotros no firmamos nada. Menuda forma de encarar unas elecciones. Nosotros estamos llamados a liderar la alternativa".

Pontón tomó las riendas de un BNG en estado comatoso hace cuatro años y desde entonces ha ido escalando posiciones. De hecho, con ella al frente el BNG recuperó presencia en el Congreso en las elecciones generales de noviembre después de cuatro años de ausencia. 

 

La líder del BNG se ha convertido en la mayor pesadilla de los socialistas y, sin quererlo, en una aliada de Núñez Feijóo. El famoso divide y vencerás. Mientras el PSdeG y el nacionalismo pugnan por el mismo espacio electoral, él abarca todo el centro derecha.

Los populares confían en repetir los 41 escaños que obtuvieron en septiembre de 2016. Este sábado el presidente de la Xunta y candidato popular celebra su primer gran acto de campaña acompañado de Pablo Casado y Mariano Rajoy.

Será en la plaza de toros de Pontevedra, un lugar talismán y cargado de simbolismo para el PPdeG. Aunque esta vez no habrá 10.000 personas, como en anteriores ocasiones, sino en torno a medio millar. Los rigores de la Covid-19 y el distanciamiento social.

Comenta esta noticia