12 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

María Patiño y Ana Botín tumban el patanegrismo de las feministas y rompen molde

María Patiño y Ana Botín.

María Patiño y Ana Botín.

Toñi Moreno, Nagore Robles y Carlota Corredera se suman a la lista hartas de ese club privado cansino y contraproducente que cuelga a la mínima el cartel de reservado el derecho de admisión.

Este jueves Ángeles Caballero utiliza su columna de El Confidencial para partir una lanza a favor de María Patiño con ironía instándola a "no apartar sus sucias manos del feminismo". Todo porque hace unas semanas la presentadora afeó "a un mastuerzo en Sábado Deluxe que dijera que su actual novia, en caso de haberse acercado a él por interés, sería para que la empotrara bien".

Ya en marzo Patiño había recordado en su perfil de Twitter que el feminismo es la igualdad entre hombres y mujeres y la Caballero se pregunta si es un referente para añadir que este año en una concentración de mujeres periodistas el 8 de marzo estaba Carlota Corredera, otro de los estandartes de Telecinco que acaba de publicar un libro sobre feminismo que seguramente se lea más que los que han escrito investigadoras del asunto.

Corredera tambien ha afeado conductas machistas cuando presenta Sálvame, líder de las tardes en televisión desde hace 10 años.

Por si fuera poco, Toñi Moreno, que presenta Mujeres y hombres y viceversa, se puso este agosto como una paloma brava cuando uno de sus tronistas dijo que prefería a una candidata sobre otra porque "no se ha liado con ninguno, a diferencia de ti, que te has pegado el lote con todos tus pretendientes". La presentadora clamó: "Ni un paso atrás. Libertad para hacer lo que nos dé la gana".

Todavía añade un nombre más, el de Nagore Robles, asesora en el programa de Toñi Moreno a la que se le abren las carnes, y no disimula, cuando algunos de los veinteañeros que acuden a buscar el amor sueltan comentarios más propios de Bernarda Alba que de las relaciones en este siglo.

Es poco probable que veamos a Nagore Robles en el panel de expertas de un congreso de feminismo, reflexiona la periodista, pero recalca que "su mensaje llega a miles de jóvenes que viven entre gimnasios y barras de discoteca y no saben quién es Nancy Fraser" y reclama que "me gusta que la gente me rompa los esquemas. Me encanta que en los programas de audiencia haya alguien que en medio del griterío llame a las cosas por su nombre. Y me enamora que, a lo tonto, estas cuatro mujeres de la tele se salten el guion cuando les dé la gana. Feminismo en 'prime time'. Quién lo diría". 

Por eso, insiste Caballero, "he venido aquí a elogiar a estas señoras que, como yo, imagino plagadas de contradicciones. Pero también quiero confesar que estoy algo cansada del 'patanegrismo'. Ese que jamás admitiría a Patiño, Corredera, Moreno y Robles en su liga de las estrellas. Como renegó de Ana Botín cuando publicó una especie de manifiesto en LinkedIn a favor del feminismo".

Critica ese "club privado cansino y contraproducente que cuelga a la mínima el cartel de reservado el derecho de admisión y que acusó a la banquera de mirada triste de promover un feminismo liberal, capitalista y malvado, muy alejado de lo que algunas promueven e interesado únicamente en vender planes de pensiones y blanquear la imagen del sector financiero".

Así, concluye que "sean cuales sean sus intenciones, que calen estos mensajes en determinados públicos es tan urgente como necesario. Porque tanto Botín como Patiño son escuchadas por gente a la que una no imagina leyendo a las teóricas y practicantas que salen en los manuales de feminismo. O también puede que yo sea un poco obtusa y no me haya enterado de nada".

 

Comenta esta noticia
Update CMP