19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Borrell llama "cowboy" a Trump, desautoriza a ZP y Felipe y apuesta por dialogar

El ministro de Exteriores reconoce que ha habido un "intento de golpe militar" contra un gobierno al que España "no reconoce legitimidad" pero que solo contempla una "solución negociada".



Josep Borrell ha repasado la situación en Venezuela y ha tenido para todos, incluidos los expresidentes Rodríguez Zapatero y González y el mismisimo Donald Trump. Así, de éste último el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, ha señalado que está actuando "como el cowboy del oeste, diciendo 'miren que desenfundo'", cuando en la situación "no está para que nadie desenfunde" sino para encontrar "una solución pacífica, negociada y democrática".

En una entrevista en Los Desayunos de TVE ha admitido que el grupo de contacto impulsado por España "no está en la misma longitud de onda" que Washington. El grupo, reunido el martes en Costa Rica, ha ofrecido enviar una misión política para "hacer contacto entre oposición y gobierno", porque está convencido de que la única solución son unas elecciones. "Seguiremos rechazando las presiones que bordean intervenciones militares", ha señalado.

 

Borrell ha reconocido que el llamamiento que inició la semana pasada el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, para que el Ejército deje caer al Gobierno de Nicolás Maduro, ha sido "un intento de golpe militar", algo que es "una obviedad que nadie puede negar". Eso sí, ha añadido que fue contra un Gobierno al que "la UE y España no reconocen legitimidad" porque salió de unas elecciones que no fueron "libres ni justas".

Según ha dicho, el Gobierno español tuvo información sobre estos movimientos, aunque "no toda ni en tiempo adecuado" y, de hecho, ha dicho desconocer si hubo negociaciones con Maduro para que dejase el poder.Preg untado si fue un error reconocer a Guaidó como presidente interino, ha replicado que fue "consecuencia lógica" de no reconocer el nuevo mandato de Maduro, porque Guaidó se proclamó en función de una interpretación de la Constitución venezolana. Además, ha recalcado que es presidente "interino", para convocar elecciones.

Zapatero y Felipe no representan a Sánchez

También se ha desmarcado de las manifestaciones de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, porque "ni uno ni otro representan al Gobierno de España" y por tanto hablan "desde el ámbito de su responsabilidad personal".

El ministro en funciones ha evitado responder a si le incomoda la presencia del opositor Leopoldo López en la Embajada española en Caracas y se ha limitado a insistir en que no puede pedir asilo en España dese allí porque la legislación española no lo contempla.

Tampoco ha querido hablar sobre la posibilidad de que España acoja a responsables chavistas que quieran dejar el país ni sobre la seguridad de la Embajada, alegando motivos de seguridad. y apuesta por el diálogo mientras Maduro

 

Comenta esta noticia
Update CMP