22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Corte Inglés reducirá deuda con activos no estratégicos

El gigante de la distribución inicia su proceso de desinversión con 95 activos inmobiliarios que no son relevantes para el negocio y que además tendrá la posibilidad de volver a alquilar.

El monto de las operaciones que se cierren a lo largo del ejercicio se destinará principalmente a reducir deuda. Este proceso de desinversión de activos inmobiliarios no estratégicos incluye 14 inmuebles comerciales y de oficinas, 65 activos inmobiliarios de diversa índole, y 16 parcelas de suelo.

En conjunto, se trata de 95 activos no estratégicos que la división de Real Estate de PricewaterhouseCoopers (PwC) se encargará de gestionar con el fin de cerrar la venta de una parte del portfolio a lo largo de este ejercicio. Se trata de una primera fase dentro de la estrategia de desinversión de activos inmobiliarios que se comunicó al mercado el pasado mes de diciembre.

En los próximos días se abrirá el proceso de invitación a inversores para empezar a recibir ofertas a finales de abril y, posteriormente, iniciar las negociaciones correspondientes. El monto de las operaciones que se cierren a lo largo del ejercicio se destinará principalmente a reducir deuda.

La cartera, que suma algo más de 1,2 millones de metros cuadrados de superficie, está estructurada en tres segmentos, según la tipología de los activos: establecimientos de retail y oficinas, otro tipo de inmuebles, y terrenos. Los inversores podrán presentar ofertas tanto para activos individuales como para cualquier combinación de inmuebles o segmentos de la cartera.

Los activos objetos de la operación están ubicados en diferentes lugares de la geografía española, pero con una mayor concentración en las provincias de Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla.

La cartera se presenta a los inversores, según señala el grupo, como una de las más atractivas que actualmente hay en el mercado, ya que está compuesta por los segmentos inmobiliarios más demandados en España: el comercio minorista (que representa el 82% del área total construida) y oficinas (5%).

La mayoría de estos activos presentan, además, la posibilidad de llevar a cabo una operación de ‘sale & leaseback’, lo que supone la permanencia de la actividad comercial en el inmueble.

Comenta esta noticia
Update CMP