07 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dos toques de atención de Bruselas a Sánchez comprometen su promesa electoral

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este martes en el Senado.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, este martes en el Senado.

Comienza el marcaje de la Unión Europea al gobierno de PSOE y Podemos justo cuando el partido morado ha comenzado la demolición del legado de Rajoy. Un documento avisa a Moncloa.

Ha llegado el tiempo de pasar de las musas al teatro. La Unión Europea diseña sus próximos presupuestos y los países contribuyentes se resisten a gastar un euro más antes de saber cuales son las prioridades del resto de los socios.

Y, aunque no es la primera vez, Bruselas ha vuelto a enviar este miércoles un nítido mensaje al Gobirno español. Una especie de "ojo con tocar lo que ha funcionado" dirigido al gobierno progresista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y que puede comprometer las grandes promesas electorales del PSOE y Podemos. Que son, basicamente, la demolición de las reformas puestas en pie por el anterior ejecutivo del PP.

Justo cuando la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha comenzado el derribo controlado de la reforma laboral de su antecesora, Fátima Báñez, los expertos comunitarios han vuelto a poner negro sobre blanco el efecto boomerang que puede tener su derogación. No es la primera vez en las últimas semanas, pero tal vez sí sea la más explícita.

Así, la Comisión Europea insta a Sánchez a evaluar de forma "cuidadosa" el impacto potencial que tendría cualquier modificación de la reforma laboral y a "preservar" los aspectos más positivos de la misma, que "apoyó una sólida creación de empleo" durante la fase de recuperación.

Así consta en el informe sobre la economía española que el Ejecutivo comunitario ha publicado este miércoles. "Será importante que sólo se adopten nuevas medidas tras una cuidada evaluación de su potencial impacto y manteniendo los logros de pasadas reformas", advierte el texto.

Bruselas recuerda que el Gobierno de Sánchez ha expresado su "intención" de "revisar" aspectos de la última reforma laboral, sobre la que "se reconoce que apoyado una fuerte creación de empleo durante la recuperación".

 

Sánchez, en el último Consejo Europeo pasa por delante de la presidenta de la Comisión, Úrsula Von der Leyen, y de Merkel.

 

"Las reformas laborales adoptadas en 2012 y 2013 en respuesta a la crisis han demostrado haber jugado un papel importante en la promoción de una recuperación rica en empleo que come

nzó en 2014", apunta el documento, citando además otro informe de este año del Fondo Monetario Internacional.

Con respecto a los últimos incrementos del salario mínimo inteprofesional (SMI), el informe destaca que han aumentado los costes laborales y todavía no ha sido cuantificado su efecto sobre la pobreza laboral.

El segundo toque de atención: las pensiones

Pero además de la reforma laboral, Bruselas da un segundo toque de atención a Sánchez e Iglesias con el dosier de las pensiones. Advierte de que vincular de manera permanente las pensiones a la evolución del IPC compromete la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo, al tiempo que ha subrayado que estas medidas favorecerían, sin medidas compensatorias, a los pensionistas actuales en detrimento de las nuevas generaciones.

Bruselas, en concreto, avisa en su informe sobre la economía española de las consecuencias que podrían tener los planes del Gobierno de vincular de manera permanente la evolución de las pensiones al IPC y "disociar" sus niveles a cambios en la esperanza de vida de la población española.

"Eliminar ambos elementos de la reforma de 2013 corre el riesgo de beneficiar a los pensionistas de hoy a expensas de las futuras generaciones, salvo que se adopten medidas de compensación", remarca el documento.

"Si los cambios con respecto a la reforma de las pensiones de 2013 se hicieran de forma permanente y sin medidas de compensación adecuadas, el gasto en pensiones crecería significativamente y empeoraría la equidad intergeneracional en el medio y largo plazo", añade.

Dos avisos que llegan justo cuando la ministra de Hacienda trata de levantar un proyecto de presupuestos claramente expansivo, es decir, disparando el gasto público y subiendo los impuestos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP