17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Así han pasado Aguirre y Cifuentes el calvario de su imputación por Púnica

Las dos expresidentas se muestran confiadas en superar sus problemas judiciales, pero han pasado un verano difícil y rodeado de preocupaciones.

Será en octubre cuando Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes tengan que personarse ante el juez para declarar como investigadas en la trama Púnica, la red que supuestamente recaudaba fondos de empresas privadas, a cambio de adjudicaciones públicas, para financiar las campañas electorales del PP de la Comunidad de Madrid.

Entre medias de ambas, también pasará por los juzgados Ignacio González, aunque su caso es distinto: a las dos expresidentas no se les acusa de enriquecerse personalmente, algo que, por otros casos paralelos, sí se supone en el caso del sucesor de una y predecesor de otra, hoy caído en desgracia como su alter ego, compañero y enemigo íntimo, Francisco Granados.

Fuentes del entorno de ambas aseguran a ESdiario que se sienten confiadas en que la Justicia despejará toda sombra de duda sobre su honestidad política y personal, aunque mientras tendrán que pasar cuando menos por el trago de declarar ante el juez Manuel García Castellón, implacable en la persecución judicial de la corrupción.

 

Mientras, el diario El Mundo ha difundido detalles sobre el lánguido verano que ambas dirigentes, otrora referencias nacionales de su partido, han pasado a la espera de una citación judicial que se daba por segura desde hace meses y se ha confirmado en las postrimerías del estío.

Solo a Guadalajara

"Esperanza Aguirre estaba en Madrid cuando recibió la noticia. Lleva un verano lacónico, triste, según ha averiguado LOC, compartiendo con sus allegados su preocupación por una carta certificada del juzgado que no le ha sorprendido. Confía en que saldrá indemne de esas acusaciones, pero está disgustada por la traición de varias personas de su máxima confianza hasta hace poco", cuenta el rotativo sin dar nombres.

"Este verano, la condesa consorte de Bornos ha estado en la finca de Guadalajara de la familia de su marido, Fernando Ramírez de Haro. No ha pisado Pravia, donde el clan tiene un palacete en el que solía coincidir cada año durante los meses estivales", amplía.

Sobre Cifuentes, también da detalles de los prolegómenos vacacionales de su imputación.  Estaba de vacaciones en Escocia, según sus redes sociales, este lunes cuando saltó la noticia. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid cumplió en abril un año de su dimisión en el cargo.

Las dos dirigentes se encuentran confiadas en que el juez constatará que nunca incurrieron en corrupción

"El pesimista ve dificultad en toda oportunidad. El optimista ve oportunidad en toda dificultad" (Winston Churchill), escribió en Instagram a modo de mensaje velado a las horas de saber lo ocurrido.  "No se ha retratado esta vez con su familia para solaz de sus seguidores, pero es posible que haya estado unos días allí con sus hijos y/o su marido, a los que está muy unida".

Y así, con esos preámbulos, las dos pasarán ante el juez en breve. Su partido más decisivo ha comenzado y el destino ha querido que coincida con la más que probable difusión de una sentencia que conmoverá los cimientos políticos de octubre: la del procés en Cataluña.

Comenta esta noticia
Update CMP