10 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Junqueras: "Una puta mierda, no engañamos: el procés terminará en independencia"

El líder de ERC destapa su plan con Sánchez, del que no se fía pero al que considera atrapado en la presidencia por el respaldo del independentismo.

Ni engañaron a nadie prometiendo una independencia inviable ni van a renunciar ni se arrepienten de nada. Al contrario: el nuevo Gobierno de Sánchez, dependiente del independentismo para todo, es una oportunidad para avanzar en una hoja de ruta que no ha cambiado. Éste sería el resumen del mensaje que el líder de ERC, Oriol Junqueras, lanza desde prisión en una clarificadora entrevista en El País este sábado, de contenido tremendo y elocuente.

En la misma, Junqueras se muestra seco, parco en palabras y muy contundente en su mensaje. Con un tono poco habitual en él, por la brusquedad y una cierta vulgaridad, cuando se le tocan temas sensibles como el supuesto "engaño" al que sometieron a los catalanes prometiéndoles la independencia, e incluso declarándola, cuando sabían que era inviable.

"Y una mierda. Y una puta mierda. Dijimos la verdad: que el procés tenía que acabar en la independencia. Eso se impidió con palizas, cárcel, destituyendo Gobiernos y cerrando Parlamentos", replica un soliviantado Junqueras al periodista que le entrevista, Claudi Pérez.

La claridad de Junqueras es absoluta también al respecto de los objetivos, que no han cambiado, y de los medios, que se adaptaran a dos claves según su propio relato: la multilateralidad y la dependencia que el nuevo Gobierno tiene de ERC, sin la cual ni siquiera la coalición de PSOE y Podemos podrá aprobar sus primeros Presupuestos Generales.

 

"El PSOE solo dialoga cuando lo exigen las circunstancias. Pedro Sánchez no ha sentido necesidad de hacerlo durante meses e incluso tuvo una actitud contraria a ello, así que tiene que demostrar que realmente quiere dialogar y que está dispuesto a ceder. Nuestra posición dependerá de las actitudes que veamos y de momento no ha cambiado nada", afirma.

Y lanza un recado a Sánchez y al conjunto del PSOE muy claro: "El apoyo al presupuesto está condicionado a los avances en la mesa de diálogo. Vamos paso a paso. A Quique Setién no le puedes preguntar la alineación que pondrá dentro de siete partidos".

El máximo dirigente de ERC es igual de nítido contra el Tribunal Supremo y al respecto del referéndum de independencia y la declaración unilateral: al primero lo denigra con nitidez -"No tiene razón en nada"- y sobre lo segundo no solo no se arrepiente, sino que considera ambas hitos necesarios para alcanzar su meta.

"Volver a hacerlo"

"La lección es que lo hicimos para poder volver a hacerlo (...) Sabíamos que el aparato del Estado no podría soportar ese reto democrático, pero repito: era la manera de ganarnos el derecho a volverlo a intentar", recalca.

Y para que no queden dudas de que nada ha cambiado, se reafirma incluso en su paso por prisión si ése es el precio para lograr la independencia: "Siempre estuve dispuesto a ir a la cárcel por los derechos de mi país. En mi familia ya ha habido acusados de rebelión; los españoles deberían preguntarse qué sucede si van pasando generaciones y esto sigue así, con un sistema judicial y un aparato del Estado de marcados tics franquistas".

 

Comenta esta noticia
Update CMP