28 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra exige a Podemos un golpe de mano para liberar los presos del 1-O

Pablo Iglesias y Quim Torra.

Pablo Iglesias y Quim Torra.

La líder de la franquicia catalana de los morados en el Parlament critica a Sánchez por vanagloriarse de controlar la Fiscalía: "Fue una fantasmada".

El independentismo que patrocinó el 1-O de octubre de 2017 un golpe de Estado en ha experimentado esta semana la antesala de lo que puede ser una nueva derrota por parte del Estado de derecho. Días después de que la Generalitat perpetrará un indulto encubierto a la catalana a Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart,  concediéndoles un régimen de semilibertad, los fiscales del Tribunal Supremo (TS) han solicitado que se suspenda la decisión.

El Alto Tribunal aún no ha estudiado los recursos del Ministerio Público al respecto, pero si se atiende a la doctrina marcada en el auto del tribunal presidido por el juez Manuel Marchena que juzgó el procés lo más lógico es pensar es que al exvicepresidente de la Generalitat, a los exconsejeros y a los Jordis se les va a acabar más pronto que tarde la bicoca penitenciaria de la que disfrutan por obra y gracia de Quim Torra. Por el momento, una jueza de Vigilancia Penitenciaria ha suspendido el tercer grado del que estaban disfrutando, a la espera de lo que decida finalmente el Supremo.

 


Este último ya está en el peor de los escenarios posibles para los indepes y se ha propuesto presionar para que la Fiscalía no entorpezca sus planes para que el golpe del 1-O le salga gratis a sus autores condenados, pues el principal, el expresident Carles Puigdemont, sigue fugado y con un acta de europarlamentario.

De ahí que trate de presionar al máximo al Gobierno de Pedro Sánchez para que la Justicia en Cataluña opere como una república bananera, sin división de poderes,  y pueda sacar a sus presos a la calle.

 

"¿Pensáis hacer algo algún dia?"

Lo cierto es que este domingo esta presión se la ha puesto en bandeja la franquicia catalana de Podemos. La portavoz en el Parlament de los Comunes, Jessica Albiach, se ha quejado en Twitter de que fue "una fantasmada" que el presidente del Gobierno se vanagloriase en plena campaña para las últimas elecciones generales de que la Fiscalía estaba bajo su control.

Albiach se refería a estas palabras de Sánchez durante una entrevista en Radio Nacional de España:


La respuesta de Torra a Albiach no se ha hecho esperar: "Pronto Jordi Cuixart y Jordi Sánchez llevarán más tiempo en la cárcel bajo vuestro gobierno de Podemos/Comuns con el PSOE que bajo el de Mariano Rajoy. ¿Pensáis hacer algo algún día?"


El mensaje del President a Podemos es claro: quieren que Pablo Iglesias y los suyos remen a favor de un golpe de mano que obligue a los fiscales del Supremo a no entrometerse en los planes del independentismo con sus condenados por el 1-O.

 

La incógnita es si Sánchez se plegará también a estas exigencias, en un momento en el que su relación con Torra no pasa por el mejor momento.

Comenta esta noticia