26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una joven sigue las indicaciones de Cristo y lleva a "First Dates" a la gloria

Mamen, comensal de "First Dates" en Cuatro

Mamen, comensal de "First Dates" en Cuatro

El restaurante del amor abrió de nuevo este jueves sus puertas a una nueva tanda de comensales dispuestos a encontrar a su media naranja y hubo historias de lo más peculiares.

El programa de citas de Cuatro arrancó este jueves con nuevos encuentros tras varios meses de parón debido a la pandemia de la Covid-19. Un regreso en el que, como suele ser habitual, hubo aspirantes a encontrar el amor de lo más variopintos. Entre ellos se encontraba Mamen, una joven de 26 años que parecía tener las cosas muy claras.

"Me veo casada, con una familia. Considero que es lo más importante, tanto el amor de pareja como el amor a los demás", aseguró la madrileña, quien se definió a sí misma como una chica "especial". "Soy creyente, soy cristiana, entonces ahí ya somos un poco diferentes", le confesó a Carlos Sobera.

"Mi día a día es intentar seguir las indicaciones que Cristo nos ha dado, la forma de vida, intentar ser alegre y ser buena persona", comentó Mamen. Una serie de valores que le gustaría que su pareja también tuviera. "Es más fácil estar con una persona al lado con la que también te diga 'venga, vamos a rezar el rosario; venga, vamos a orar un rato' y no tener que hacerlo yo sola", confesó.

Jaime y Mamen en

Una cita en la que Mamen le contó a Jaime que quería ser madre joven y tener más de tres hijos, algo que no terminó de convencer al joven. Además, cuando ella le dijo que era cristiana, él le confesó que no estaba ni bautizado. "Dios está abierto a todo el mundo y puede ser que mañana mismo tenga un encontronazo con Dios y que sea el más creyente de todos", dijo la joven.

Mientras que Mamen aseguró que el Señor era como un amigo para ella, Jaime dijo que jamás había estado en misa. En cuanto al concepto de salir de fiesta, Mamen comentó que también se puede ir a las discotecas "a evangelizar y a dar ejemplo". "Yo sin Dios es que no sé qué haría", aseguró.

Sin embargo, su forma de ver la vida no terminó de convencer a Jaime, y a ella tampoco le conquistó que él no tuviera una idea de futuro clara. Sin embargo, la cita entre ambos sí que atrapó a los espectadores de Cuatro y el programa registró un punto más que en su entrega anterior, alcanzando un 7,4% de cuota de pantalla y 1.176.000 fieles.

Comenta esta noticia