07 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Banco de España muestra los estragos de tener el país parado y sin plan B

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El organismo regulador ha dado una bofetada de realidad a Sánchez al empeorar sus previsiones para este año por el estado de alarma que no acaba. El PIB caerá entre el 9,5% y el 12,4%.

Los negrísimos augurios que el gobernador del Banco de España lanzó este lunes sobre la economía española retumbaron en Moncloa, donde ya no quedan defensores de la teoría de la salida de la crisis en forma de V aunque se resistan a reconocerlo públicamente. 

Pablo Hernández de Cos compareció en el Congreso y corrigió sus propias estimaciones de hace unas semanas para empeorarlas. Según los cálculos del organismo supervisor, el PIB de este año se desplomará entre el 9,5% y el 12,4% debido a la prolongación en el tiempo de un parón económico -motivado a su vez por el confinamiento- que en principio no se preveía tan largo.

Por otra parte, la recuperación del año que viene será de entre el 6,1% y el 8,5%, insuficiente a todas luces.

Con la Comunidad de Madrid, motor de España, aún en fase 0, Hernández de Cos advirtió asimismo de que los problemas de liquidez que arrastran muchos empresarios pueden convertirse en insolvencia. Lo que a su vez provocaría un aumento de la morosidad, que estuvo en el origen de la anterior crisis. 

El gobernador del BE vino a corroborar una realidad ya apuntada por varios organismos internacionales: en España la crisis será más larga y profunda debido al peso en su economía de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus: el turismo, la hostelería, el transporte y el comercio minorista.

Y más aún: la deuda pública aumentará hasta el 115% en el mejor de los casos y hasta el 120% en el peor. Con una incidencia directa de los torniquetes económicos de urgencia aprobados por el Gobierno de tres puntos del PIB. 

Con todo, el gobernador del Banco de España urgió al Ejecutivo de Pedro Sánchez a una revisión "exhaustiva y rigurosa" de sus capítulos de gasto y a otras medidas de contención del déficit de cara a los Presupuestos que ya ha empezado a esbozar la ministra María Jesús Montero para 2021. 

Hernández de Cos está decidido a no convertirse en el nuevo MAFO, el gobernador del Banco de España en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero y actor principal de la crisis que se inició en 2008. Miguel Ángel Fernández Ordóñez fue uno de los máximos responsables del desastre de las cajas de ahorro. 

La bofetada de realismo del Banco de España le llega a Sánchez en el peor momento, en plena negociación de una nueva prórroga del estado de alarma que supondrá un mes más con la economía bajo mínimos.

Comenta esta noticia