07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La escandalosa "carta" de Montero a Pérez Reverte por sus personajes machistas

El escritor Arturo Pérez-Reverte

El escritor Arturo Pérez-Reverte

El escritor ha reivindicado su derecho a escribir con libertad a través de una misiva similar a la enviada por el Instituto de la Mujer a una empresa que fabricaba vinilos "sexistas".

"Me pongo en contacto con usted porque he tenido conocimiento, a través de una queja recibida en dicho Observatorio, de la existencia de comentarios y comportamientos de carácter sexista, machista y racista en boca de personajes de algunas de sus novelas". Así comienza la misiva "remitida" por el Instituto de la Mujer, dirigido por Beatriz Gimeno, al escritor y académico, Arturo Pérez Reverte.

No es real, pero bien podría serlo, y con ella, el autor ha pretendido reivindicar la libertad de escribir "lo que me salga de los cojones", después de que el Intituto remitiera una carta similar a una empresa en la que se fabrican láminas para dormitorios de niños rotuladas "Aquí duerme un pirata", "Aquí duerme una princesita".

 Entonces, Gimeno advirtió al fabricante de que los textos de las placas podrían contribuir a consolidar estereotipos de género, aunque según Reverte no son más que productos del "ojo censor" que pretender establecer una "límites de que nueva moralidad –la suya, con ese siniestro correcto tratamiento– establece".

Así, el académico ha querido meterse en "estos jardines" en "defensa propia" ya que pretende seguir contando historias en "lugares donde el único límite a la libertad sea un código penal hecho por juristas sabios, no por idiotas oportunistas resueltos a controlar desde el dormitorio de un hijo hasta el pensamiento de un adulto".

De hecho, ha denunciado que está harto de "salvadores y apóstoles que pretenden vigilarme" ya que quiere "leer y escuchar toda clase de cosas, esté de acuerdo o no, para luego, con la educación que recibí, los libros que leí y la vida que he vivido, elaborar mis propias referencias". Y es que, lo ha dicho con la mayor contundencia posible: "Quiero poder escribir lo que me salga de los cojones".

 

Comenta esta noticia